Los tobillos, los pies y las piernas suelen hincharse con cierta facilidad ya que, además de soportar nuestro peso, también se ven afectados por diferentes factores como la alimentación, los cambios hormonales y algunos trastornos de salud. A menudo, la hinchazón de los tobillos, los pies y las piernas está causada por la retención de líquidos en el organismo, lo cual, a su vez, acumula toxinas y desechos que pueden empeorar la inflamación.

Existen varias causas que pueden influir en la hinchazón de los tobillos, los pies y las piernas. Entre las causas más comunes podemos encontrar el embarazo, el sobrepeso, la obesidad, el estar de pie por tiempo prolongado y, por supuesto, el exceso de líquido. Sin embargo, en ocasiones, hay que tener mucho cuidado con este tipo de hinchazón, ya que pueden ser un síntoma de problemas más graves como las enfermedades del hígado, la trombosis venosa y la obstrucción linfática.

 

Si la hinchazón en los tobillos, los pies y las piernas es persistente, es muy importante consultar al médico para conocer la causa exacta de este problema. Para el resto de los casos, los siguientes remedios naturales pueden ser una gran ayuda para deshincharlos eficazmente.

 

Ejercicio

Aunque la hinchazón en los tobillos, los pies y las piernas puede ser un poco dolorosa, la inactividad física puede empeorar la condición. Contrario a lo que se cree, el ejercicio es una de las mejores formas para deshinchar y acabar con la inflamación en las extremidades inferiores. Al hacer ejercicio se activa la circulación sanguínea y se previenen problemas como los coágulos de sangre.

La natación, el ejercicio perfecto

Lo recomendado: Practicar natación. Este ejercicio es de bajo impacto y no implica mayor presión sobre los tobillos, los pies y las piernas.

 

Mejorar la dieta y reducir la sal

La alimentación es una de las claves para gozar de buena salud, buena circulación y prevenir dolencias en las extremidades inferiores. Como la mayoría de nosotros ya sabemos, el consumo excesivo de sal o sodio es una de las principales causas de la retención de líquidos y acumulación de toxinas en el cuerpo. Es muy importante reducir el consumo de sal, la cual no solo está presente en el polvo blanco que tenemos en la cocina, sino en muchos otros alimentos que adquirimos en el mercado.

 

Lo recomendado: Existen varios sustitutos de la sal y varios alimentos que pueden reducir sus efectos. Adopta una dieta saludable con el fin de evitar problemas de sobrepeso y obesidad.

 

Diente de león

Diente de leon

El diente de león es una planta muy popular por su poderosa acción diurética y depurativa.  Sus propiedades nos pueden ayudar a combatir la retención de líquidos y, con ello, reducir la inflamación de los tobillos, los pies y las piernas.

 

Lo recomendado: Preparar una infusión de diente de león y beber tres tazas al día. También se puede aplicar directamente en las extremidades afectadas, utilizando un paño o una toalla.

 

Sales de Epsom

Uno de los clásicos y excelentes remedios para deshinchar los tobillos, los pies y las piernas son los baños con sales de Epsom. Estas sales ayudan a relajar las extremidades, reducen la hinchazón y estimulan la circulación para prevenir dolencias y otros problemas.

 

Lo recomendado: Agregar una taza de sales de Epsom a la tina (bañera) con agua tibia y sumergir todo el cuerpo durante 15 minutos. Si la hinchazón solo afecta tobillos y pies, puedes preparar la mezcla en un recipiente y sumergir solamente los pies durante 20 minutos.

 

Aloe vera

Aloe vera-anticancerigeno

Esta planta tiene múltiples beneficios para el organismo, tanto a nivel interno como externo. Una de sus propiedades más destacadas es la acción antiinflamatoria y depurativa, que puede ayudar a combatir la retención de líquidos que afecta las extremidades inferiores.

 

Lo recomendado: Extraer la pulpa de aloe vera y comer dos cucharadas en ayunas, ya sea en jugo o con agua. Otra opción es aplicarlo directamente en las zonas hinchadas.

 

Masajes

Los masajes en los pies y las piernas son muy relajantes, estimulan la circulación sanguínea y favorecen la eliminación de líquidos retenidos. Trata de efectuar movimientos suaves, pero firmes, siempre en la dirección del corazón.

 

Lo recomendado: Utilizar aceites esenciales para masajear las extremidades hinchadas y obtener mejores resultados. Entre los aceites esenciales con propiedades antiinflamatorias encontramos:

 

  • Hierbabuena.
  • Eucalipto.
  • Limón.
  • Lavanda

 

 

Fuente y fotografía: Mejor con Salud