James y Ashley han sido la primera pareja en casarse en la afamada montaña vestidos a la manera tradicional. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

James y Ashley han sido la primera pareja en casarse en la afamada montaña vestidos a la manera tradicional y las fotos son espectaculares.

Todas las parejas sueñan con hacer del día de su boda una ocasión única. Un día inolvidable que dejar retratado para la posteridad. James y Ashley fueron un paso más allá y, tras un año de entrenamiento, se han convertido en la primera pareja en casarse en el campamento base del Monte Everest vestidos con los trajes tradicionales.

everest8
Cuando llegaron por fin al campamento base tenían solo hora y media para comer, casarse y hacer las fotos. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

Las fotos son absolutamente espectaculares y, de hecho, la gesta no hubiera sido posible sin la colaboración y el consejo de Charleton Churchill, un fotógrafo especializado en fotografía de bodas de aventuras.

Charleton Churchill
Su ilusión era casarse a la manera tradicional y llevaban todo preparado. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

Todo comenzó cuando Ashley, que seguía los perfiles de Charleton Churchill Photography, le dijo que quería contratar una boda de aventuras y le pidió su opinión. Churchill le propuso a la pareja el Monte Everest y, lejos de arredrarse, se pusieron a entrenar para hacer el sueño posible.

everest1
Durante su travesía tuvieron la mala suerte de que nevó más de lo habitual.

Según cuenta el fotógrafo en su blog el making off de este impresionante álbum de bodas resultó efectivamente toda una aventura. El equipo funcionó a la perfección durante las tres difíciles semanas en las que estuvieron subiendo hasta el campamento base. “Ashley es una chica dura que mantuvo un gran ritmo en la montaña. James es un gran hombre que cuidó mucho de Ashley, siempre pendiente de sus necesidades. Además es un comediante que nos hizo reír a menudo”, cuenta.

everest14
La pareja se marchó luego en helicóptero. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

 

Lo más difícil fue hacer frente al mal de altura y a las inclemencias del tiempo. El fotógrafo además sufrió una indigestión que complicó el ascenso. A los pocos días de comenzar su travesía comenzó a nevar como no lo había hecho en todo el invierno, y las manos se les quedaban congeladas con tan solo sacarlas de los guantes.

everest2
El espectacular paiSaje de la monañaha permitido crear un álbum de fotos de bodas muy fuera de la común. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

“Cuando llegamos al campamento base nos dijeron que teníamos hora y media para comer, casarnos, recoger nuestras cosas y subirnos al helicóptero de vuelta a casa”.

everest3
La pareja estuvo entrenando durante un año para hacer su sueño posible. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

Ashely y James se casaron a una temperatura de entre 20 y 15 grados bajo cero. Y como llevaban sus trajes de boda (ella con un vestido con escote palabra de honor) tuvieron que esforzarse por mantenerla caliente mediante sopas y bebidas calientes, además de movimiento, mucho movimiento.

everest4
Durante la sesión de fotos vivieron temperaturas de entre 15 y 20 grados bajo cero. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

Al final la sesión de fotos tuvo que ser más corta de lo que habían planeado. Pero el resultado es absolutamente espectacular.

everest5
El romanticismo de las imágenes es solo comparable a la ventura que hay detrás. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)
everest6
Tuvieron que moverse mucho durante la sesión de fotos para no terminar congelados. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)
everest9
Ella tuvo que tomar sopas y bebidas calientes para aguantar mejor el frío. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)
everest10
No faltó ni un detalle en este especial enlace. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer) )
everest11
Según cuenta el fotógrafo, él estaba siemrpe pendiente de ella durante toda la aventura. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)
everest12
Bajo sus elegantes trajes, un secreto: ¡las botas de montaña!

 

everest13
A ambos se les ve pletóricos en la que, sin duda, fue una jornada inolvidable. (Charleton Churchill, Adventure Wedding Photographer)

 

Fuente y fotografía: Tu otro diario