¿10 años de prisión para Johnny Depp por culpa de sus perros?

La compañía de sus mascotas le costará mucho más de lo esperado.

Johnny Depp se metió en grandes problemas luego de ingresar ilegalmente a sus dos perros en Australia.

Hace un par de semanas, Barnaby Joyce, ministro australiano de agricultura descubrió que el actor de Piratas del Caribe había viajado a Australia en compañía de dos yorkshire terrier Pistol y Boo, sin ningún tipo de permiso, por lo cual amenazó con sacrificar a los canes al no cumplir con los reglamentos de sanidad que establece el país.

 

“Es hora de que Pistol y Boo vuelvan a Estados Unidos. Tiene unas 50 horas para trasladar a los animales. Puede meterlos en el mismo jet privado en el que llegó aquí para que abandonen nuestra nación. Nos enteramos de que los había metido de contrabando en el país porque le vimos llevándolos a una peluquería canina. Ahora el señor Depp tiene que hacer que sus perros regresen a California o tendremos que sacrificarlos”, aseguró el primer ministro a la emisora 612 ABC Brisbane.

 

Más tarde Depp hizo que sus canes regresaran sanos y salvos a su hogar. Sin embargo, ahora él es quién está en peligro.

 

El Senado Australiano señaló que si este asusto llega a la corte y Depp es encontrado culpable podría enfrentar una condena de hasta diez años de prisión o una fianza máxima de 265.000 dólares.

 

Actualmente el Departamento de Agricultura se encuentra trabajando para determinar cómo fue que los perros entraron al país.

 

Fuente: Eonline