15 secretos de oro para conseguir un físico hercúleo, by Cristiano Ronaldo

¿Por qué posar para una firma de ropa interior cuando se puede tener una propia? Esto debe ser lo que ha pensado Cristiano Ronaldo, que tras ser imagen de las líneas de underwear y jeans de Emporio Armani, y protagonizar una campaña, abdominales al descubierto, que daba la vuelta al mundo, se lanzaba en 2013 a crear una colección propia de calcetines y ropa interior. Una trayectoria que ya habían seguido otras superestrellas del fútbol antes que él: David Beckham hacía exactamente lo mismo, protagonizando primero varias campañas para Armani Underwear junto a su mujer Victoria, para más adelante estampar su propio nombre en una línea exclusiva, en su caso en colaboración con H&M.

cristiano ronaldo  5

El delantero del Real Madrid, que acaba de ganar su tercer Balón de Oro y es uno de los mejores jugadores del mundo tanto por rendimiento deportivo como por marcas personales, es, quizá, quien mejor ha sabido rentabilizar su nombre después de Beckham. Su línea de underwear se llama CR7, una referencia a su número dentro de la equipación merengue, y que es reconocible en prácticamente todo el mundo. La colección de ropa interior de Ronaldo también hace triplete: ésta es la tercera línea de CR7 que ve la luz, y en esta ocasión viene acompañada de una impactante campaña con el propio atleta haciendo las veces de modelo, en poses que sugieren algunos de sus ejercicios de entrenamiento rutinarios. Las prendas de la colección incluyen colores sólidos y brillantes, en rosa fuscia o rojo, además de estampados y grafismos con el logo de la marca, producto de la colaboración entre CR7 y el diseñador Richard Chei.

cristiano ronaldo 6

El físico del mejor atleta del mundo apenas necesita retoques en las instantáneas desveladas estos días: de ahí que la campaña venga acompañada de nada menos que quince consejos sobre salud y fitness, de boca del propio Cristiano Ronaldo. Quince secretos de oro para conseguir un físico hercúleo (o al menos intentarlo).

 

  1. Aprende a entrenar la mente tanto como el cuerpo. La fuerza mental es tan importante como la fuerza física y ayuda a alcanzar cualquier meta.

 

  1. Sé disciplinado. Mantener alta la motivación y ser fiel a la rutina es clave. Personalmente, no hay lugar para el descanso, así que tengo que ser estricto.

 

  1. Fíjate metas. Ayudar a mantener la concentración y trabajar hacia un objetivo concreto.

 

  1. Tener un compañero de entrenamiento es un buen modo de añadir un poco de competitividad. Si entrenas con alguien que esté en un nivel de ‘fitness’ similar al tuyo, os motivaréis el uno al otro.

 

  1. Es muy importante descansar bien para sacarle el máximo partido al entrenamiento. Yo me acuesto temprano y me levanto temprano, especialmente antes de un partido. Dormir da tiempo a los músculos para recuperarse.

 

  1. El calentamiento ayuda a prevenir lesiones. Antes de nuestros entrenamientos, damos unas cuantas vueltas al terreno de juego, hacemos estiramientos y ejercicios de ‘cardio’. Asegúrate de que haces algo similar en tus entrenamientos, aunque sea algo de ‘jogging’ antes del gimnasio, correr en la cinta o subir a la bicicleta estática.

 

  1. Mezcla tus rutinas. Recomiendo una combinación de ejercicio cardiovascular (por ejemplo correr y remo) y de entrenamiento con pesas, para garantizar que los ejercicios se dirigen a todas las áreas del cuerpo, aumentando al mismo tiempo la fuerza y la resistencia. También ayuda a mantener el interés por el entrenamiento en sí.

 

  1. Los ejercicios de alta intensidad son importantes para elevar el bombeo sanguíneo y aumentar la ‘stamina’ o resistencia física. Hacemos gran cantidad de ejercicios de ‘sprint’ en formación, que también se pueden incorporar en una sesión regular de ejercicios en el gimnasio o al aire libre.

 

  1. Las sesiones de ‘cardio’ son clave para aumentar la resistencia física y mantenerse en forma. Intenta hacer sesiones de unos 30 minutos, aumentando el número a medida que se vayas ganando fuerza.

 

  1. Incorpora el ejercicio a tu rutina siempre que puedas. Una sesión de abdominales en casa nada más levantarse, o antes de irse a la cama. Si consigues establecer una rutina, es más facil que esa rutina se convierta en un hábito.

 

  1. Un buen entrenamiento debe ir combinado de una dieta adecuada. Mi dieta es alta en proteínas, con una gran cantidad de carbohidratos en grano, frutas y verduras, evitando los azúcares. Me encanta el pescado, especialmente el bacalao a la brasa portugués, y en restaurantes suelo pedir un bistec y una ensalada.

 

  1. Mantente hidratado. Beber agua es fundamental. También evito el alcohol.

 

  1. Come con regularidad. Si entrenas regularmente, es importante mantener altos los niveles de energía a fin de conseguir un mejor rendimiento. A veces hago hasta seis comidas pequeñas al día, para asegurarme que doy el máximo en rendimiento en cada sesión.

 

  1. Escucha música durante los entrenamientos, sirve tanto para aislarse como a modo de motivación. Normalmente esucho ‘hip hop’ y ‘reggaeton’.

 

  1. Relájate. El entrenamiento y las sesiones físicas son lo más importante, pero llevar un estilo de vida relajado ayuda sacar lo mejor de ti mismo, física y mentalmente. Dedico mi tiempo libre a estar con mi familia y amigos; me ayuda a relajarme y a mantener una actitud positiva.

Fuente y fotografia: Hola