5 consejos para aumentar los senos

Si estás interesada en aumentar tus senos, debes saber que la cirugía no es la única forma de incrementarlos. A nuestra mente siempre viene la idea de costosos procedimientos quirúrgicos cuando, en realidad, hay otras formas de conseguirlo.

Un aumento natural de senos, ya sea con ejercicio, al mejorar el tono muscular, o, incluso, usando un sostén específico, es más auténtico que una implantación de prótesis. Seamos sinceras, el busto operado se nota porque se ve poco natural. Por ello, te damos cinco consejos para aumentar tus senos de forma natural:

1.- Mejora tu postura: Si caminas con la cabeza alta y los hombros hacia atrás, lograrás que tus senos se vean más grandes. En cuanto aprendas a meter el abdomen en una faja imaginaria dentro de tu cuerpo, automáticamente mejorarás tu postura.

2.- Fortalece el músculo deltoides: En esta parte del cuerpo se apoya tu busto y con sólo reafirmarlo estarán más firmes, con lo que aumentarás los senos muy fácilmente.

3.- Ejercicios específicos: Algunas personas aseguran que la actividad física provoca una disminución en tu busto; esto es cierto, para un atleta de élite que necesita tener un índice de grasa bastante bajo; sin embargo, para una mujer normal, existen rutinas de ejercicios dirigidos a los músculos pectorales, que aumentan la masa muscular dando un empujón a los senos e incrementando su masa, como los siguientes:

4.- Lencería ideal: Comprar un sujetador que tenga la tecnología push-up ayudará a aumentar los senos de forma natural; además hará que se vean más firmes y redondos.

5.- Productos naturales: Algunos estudios médicos han demostrado que hay determinadas hierbas que tienen propiedades para aumentar los senos. Las propiedades se pueden comparar con la hormona femenina del estrógeno, responsable del desarrollo de los senos durante la pubertad o el embarazo. Las más famosas son la Pueraria Mirifica, alholva, la Saw Palmetto, Wild Yam y el trébol rojo.

Cuando utilizas métodos naturales para aumentar los senos sin lugar a dudas también mejoras tu bienestar general y cuidas la salud de tu bolsillo. No olvides hidratar la piel de tu busto para evitar problemas físicos como las estrías.

 

 

Fuente y fotografía: Salud 180