Tips para observar un eclipse de Sol sin dañarse la vista

Los amantes de la astronomía y curiosos por excelencia les encanta disfrutar de los eclipse, un eclipse de luna no tiene mayor complicación al momento de observarlo, pero el de sol si no tienes cuidado puede dejarte ciego. 

 Con la protección adecuada observar un eclipse no representa ningún peligro.

Mientras que en los eclipses totales la Luna se posiciona directamente frente al Sol, en los parciales el satélite deja una fracción del astro al descubierto.

¿Cómo observar este fenómeno sin que se nos dañe la vista?

A continuación el periódico BBC, ofrece algunas recomendaciones para protegerte y disfrutar a pleno este espectáculo de la naturaleza.

1 – Nunca mires directamente al Sol

Esta es la regla más importante de todas. No debes mirar directamente al Sol porque los rayos ultravioletas e infrarrojos pueden dañar tus retinas de por vida.

Si bien durante un eclipse total es posible mirar directamente al Sol durante los escasos minutos que el astro permanece tapado por la Luna, en el caso de un eclipse parcial siempre es extremadamente peligroso mirar directamente al Sol.

Incluso cuando el 99% de la superficie solar queda oscurecida durante una fase del eclipse, la franja de Sol visible sigue siendo lo suficientemente intensa como para provocar daños en la retina.

Necesitas proteger tus ojos con filtros solares.

2 – Ni binoculares ni telescopios

Usar binoculares o telescopios sin ningún tipo de protección para mirar al Sol es muy peligroso, por la misma razón que mencionamos anteriormente: los rayos pueden quemar tus retinas.

En este caso también necesitas usar filtros solares.

3 -No a los vidrios oscuros

Muchos materiales y métodos populares para observar un eclipse no son seguros. Los vidrios ahumados, las radiografías, las gafas de sol o los filtros de las cámaras de fotos, por ejemplo, no sirven en absoluto para mirar un eclipse.

Aunque reducen la cantidad de luz, no protegen la vista de las radiaciones de los rayos infrarrojos y ultravioletas.

Eclipse
Para los aficionados a la astronomía, éste ha sido sin duda un buen año, con dos eclipses de Luna, uno en abril y otro en octubre.

4 – Imagen proyectada

Una de las formas más seguras consiste en observar el eclipse a través de una imagen proyectada. Para ello, puedes recurrir a una cámara fotográfica sin lente que es muy sencilla de hacer: sólo necesitas un trozo de cartón y un papel blanco.

Tomas el cartón y le haces un agujero muy pequeño de aproximadamente unos 3 milímetros.

Te colocas de modo que el Sol quede detrás de ti y dejas que la luz pase a través del orificio y se proyecte sobre el papel o una superficie lisa.

5 – El filtro de los árboles

Si estás en una zona donde hay árboles, podrás ver que la luz que se filtra a través de las hojas y se proyecta en el suelo.

Si quieres, puedes poner unas hojas blancas en el suelo para ver el eclipse con más nitidez.

También puedes probar cruzar tus manos para crear un patrón con agujeros, imitando el follaje de los árboles para ver el reflejo del eclipse en el suelo.