5 tratamientos de belleza en casa

Foto: EFE

Si te gustan los ingredientes naturales, adorarás consentir tu cuerpo con estos sencillos tratamientos caseros, que se preparan con alimentos muy familiares para ti y que probablemente tienes ahora mismo en la cocina. Pruébalos.

cambures
Foto: Shutterstock

Para calmar e hidratar suavemente la piel, aplasta un plátano hasta convertirlo en puré y aplícalo en el rostro. Déjalo durante unos minutos y luego retíralo con agua tibia. Si tienes el cabello reseco, aplasta un banano con medio aguacate y aplica esta mezcla, llevándola de la raíz a las puntas. Déjala por lo menos 30 minutos. Notarás un pelo más suave y brillante.

 

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Los gránulos del azúcar hacen las veces de un delicado exfoliante, dejando la piel de todo el cuerpo sedosa. Para aplicarte una mascarilla mientras te duchas, mezcla bien 60 gramos (2 onzas) de azúcar morena y ¼ de taza (2 onzas) de aceite de oliva. Usando las puntas de los dedos masajea suavemente esta mezcla en el cuerpo.

 

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

¿Una manera de exfoliar la piel que, además, la deja con un delicado aroma cítrico? ¡Muy fácil! Solamente tienes que cortar una naranja en cuñas. Después de ducharte o de disfrutar de un largo y relajante baño de tina, exprime un poco de jugo de naranja en cada parte del cuerpo y dale un masaje suave para que penetre en la piel. Esto trabaja gracias a los alfa-hidroxiácidos naturales que contiene esa deliciosa fruta.

 Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

La avena tiene un poderoso efecto rejuvenecedor, ya que combate la flacidez de la piel gracias a su alto contenido de betaglucanos, un subgrupo de los carbohidratos que ayudan a combatir los radicales libres. Para preparar una mascarilla facial, mezcla una cucharada de harina de avena (no instantánea) con cucharadas de yogur natural y una cucharada de miel. Aplica esta mezcla en tu rostro y déjala por cinco minutos. Retírala con agua tibia. Deja la piel suave, con una apariencia más joven.

Foto: Efe
Foto: Efe

Este método natural elimina las manchas en tus dientes para una sonrisa deslumbrante. Aplasta una fresa madura y revuélvela con media cucharadita de bicarbonato de soda. Aplica la mezcla con un cepillo dental y déjala durante cinco minutos. Después, cepíllate con tu dentífrico regular. Repítelo una vez por semana… y no podrás dejar de sonreír.

Fuente: Vanidades