7 tips para teñir tu cabello sin maltratarlo

Querer cambiar de look es algo que todas hemos querido experimentar alguna vez, y llega un punto en el que cortar el cabello no es suficiente. Así que si estás planeando pintarlo, no olvides seguir estos pasos para no maltratarlo.

  1. No laves tu cabello al menos un día antes de teñirlo. Esto es básico para que los aceites naturales de tu cabello lo protejan y así no sufras daño en el cuero cabelludo.
  2. No hagas un cambio drástico de color. Lo peor que puedes hacer es intentar cambiar tu cabello negro a un rubio casi blanco, sino quieres quemar tu cabello. Lo ideal es que lo vayas decolorando por volúmenes y que tomes un descanso de 15 días entre cada aplicación de tinte.
  3. Usa aceites naturales. No hay mejor remedio para las puntas deshidratadas que usar cada 3 días un poco de aceite de coco o argán durante 30 minutos para que tu cabello no pierda brillo ni vitalidad. No lo uses cerca del cuero cabelludo si quieres evitar que tu pelo se vea grasoso.
  4. Despúntalo cada 15 días. Tener un tinte en el cabello ya es suficiente maltrato, y si le agregas el uso de plancha y tenazas, tus puntas acabarán hechas un desastre, así que lo mejor que puedes hacer es ir a cortar las puntas cada 15 días, o bien, tomar unas tijeras y tú misma recortar lo que veas de orzuela una vez a la semana.
  5. Usa protector de calor. Usar protector de calor para peinar tu cabello te sacará de muchísimos apuros, pues tu pelo se verá superbonito y definitivamente no te lo quemarás más de lo que puede llegar a estar.
  6. Lava tu cabello cada 2 días. Si quieres que el color dure lo suficiente sin tener que retocarlo y que tu cabello se vea más sanito, lo más recomendable es que laves tu cabello un día sí y uno no. Esto hará que el color dure más tiempo.
  7. Busca tintes que tengan poco amoníaco. Este tipo de ingredientes pueden maltratar mucho el cabello, así que lo ideal es que busques uno que sea vegano, o bien, que tenga muy bajos niveles de amoníaco para que tu pelo no se deshidrate tanto.

 

Fuente y fotografía: Tú