Aceites esenciales que lograrán frenar los signos de la edad ¡Descúbrelos!

A casi nadie le gusta que el aspecto de la piel revele la edad que tiene, o incluso que muestre más de la que realmente tiene, pero el paso del tiempo va dejando su huella, y las zonas más expuestas, como la piel del rostro, es una de las más propensas a mostrarlo.Si cuidas tu piel de la forma adecuada, duermes entre 6 y 8 horas al día, y cuidas tu dieta, puedes mantener tu piel joven durante mucho tiempo. Pero además, tienes algunos aceites esenciales que pueden ayudarte especialmente a borrar los signos de la edad en tu piel.

Los signos más visibles que comienzan a verse en tu rostro son las líneas de expresión, las manchas que salen con la edad, las arrugas y las patas de gallo. Para frenar estos signos, puedes encontrar un montón de productos en el mercado que prometen milagros a costa de unas buenas monedas, pero también puedes recurrir a algunos aceites esenciales que no son tan caros como las cremas comerciales, y te pueden ayudar gracias a sus buenas propiedades.

¿Qué aceites son los mejores para frenar los signos de la edad?

1. Aceite esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda es uno de tus básicos que no debe faltar en tu tocador junto con tus cosas de aseo personal, dado que es válido para todo tipo de pieles. Gracias a su alto contenido en antioxidantes, te ayudará a proteger la piel de la acción de los radicales libres, así como de los daños que puedan provocar en tu piel los rayos ultravioletas. Además, las propiedades relajantes de este aceite, te ayudarán a conciliar mejor el sueño y a descansar mejor, siendo el buen descanso uno de los pilares básicos para lucir una piel más joven.

Para beneficiarte de estas propiedades, tienes que mezclar 10 gotas de aceite esencial de lavanda junto con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Si necesitas más cantidad, respeta esta proporción para que la combinación sea efectiva. Mezcla bien para que los dos aceites se integren lo mejor posible y utiliza esta mezcla para aplicarla sobre la piel de tu rostro limpia y seca mediante un suave masaje con la yema de tus dedos, preferentemente por la mañana, aunque dependiendo del estado de tu piel, también puedes repetir esta acción por las noches.

2. Aceite de semilla de granada

El aceite de semilla de granada es otro estupendo aceite para luchar contra los signos de la edad. Gracias a su riqueza en antioxidantes, es capaz de luchar y reparar los daños que provoca el sol y los factores medioambientales en tu piel, y gracias a su composición, te ayuda a evitar la aparición de arrugas.

Este aceite es capaz de fortalecer las capas más superficiales de la piel y a reparar las más profundas, además de impulsar la producción de colágeno que mejora la elasticidad de tu piel, contribuyendo a su regeneración.

Además, gracias a sus propiedades anti-microbianas, anti-inflamatorias y regeneradoras, puede ser utilizada tanto en la piel del rostro como en el cuerpo, dado que es de fácil absorción y ayuda a hidratar cualquier tipo de piel.

Para beneficiarte de estas propiedades, necesitas aplicar unas gotitas de este aceite sobre la yema de tus dedos y aplicarlo sobre la piel de tu rostro limpio y seco al menos una vez al día.

3. Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es otro básico que debes incluir entre tus productos de belleza, ya que te ayudará a beneficiarte de una piel sana y bien hidratada. Gracias a su contenido en antioxidantes, retinol y vitamina A, te ayudará a mejorar la elasticidad y la firmeza de tu piel, además de disminuir la apariencia de los signos de la edad, como las líneas de expresión, las arrugas más profundas y las manchas que aparecen en la piel con la edad.

Te ayudará a retrasar la aparición de los signos de la edad gracias a que refuerza el crecimiento y la regeneración de nuevas células de piel. Además, gracias a su contenido en agentes antimicrobianos y ant-inflamatorios, te ayudará a combatir ciertos problemas de la piel como la psoriasis y la dermatitis.

Para beneficiarte de estas propiedades, tienes que aplicar un par de gotas de aceite de rosa mosqueta sobre la yema de tus dedos y extenderla sobre la piel de tu rostro limpia y seca mediante un suave masaje hasta que tu piel la absorba completamente, y aplica, a continuación, un poco de tu crema hidratante habitual.

Puedes repetir esta acción todas las noches antes de irte a la cama, y en unas cuantas semanas, comenzarás a notar la diferencia.

4. Aceite esencial de incienso

El aceite esencial de incienso ayuda a proteger las células de tu piel al mismo tiempo que promueve el nacimiento de otras nuevas, por lo que te ayudará a mantener la piel firme y radiante durante años. Si lo utilizas con asiduidad, te ayudará a restablecer la elasticidad de tu piel, evitando la flacidez de la piel y reduciendo las arrugas debajo de los ojos y las patas de gallo.

Para beneficiarte de estas propiedades, tienes que diluir 6 gotas de aceite esencial de incienso en 2 cucharadas de cualquier otro aceite como el de oliva o el de almendras, y extender unas gotitas directamente sobre la piel de tu rostro, especialmente por la zona del contorno de ojos.

5. Aceite esencial de rosa

El aceite esencial de rosa, es excelente para hidratar y para aportar luminosidad a la piel de tu rostro. Gracias a sus propiedades cicatrizantes, es muy eficaz para borrar cualquier tipo de marca o cicatriz de la piel, y además, actúa como un excelente agente anti-edad. Gracias a su alto contenido en antioxidantes, te ayudará a prevenir y retrasar la formación de las líneas de expresión, y además, sus propiedades anti-inflamatorias te ayudarán a reducir las rojeces y la inflamación.

Además de utilizar este aceite de forma tópica, puedes inhalar su penetrante olor para ayudarte a reducir el estrés.

Para beneficiarte de estas propiedades, pon 3 cucharaditas de aceite de oliva en un cuenco y añade 1 cucharadita de aceite de rosa, si quieres preparar más cantidad, respeta la proporción para beneficiarte de todas sus propiedades. Tienes que poner unas gotas de la mezcla de los dos aceites sobre tu rostro y extenderlo con suaves movimientos circulares durante 5 minutos. A continuación, deja actuar durante toda la noche, y lava tu rostro con agua templada a la mañana siguiente.

Tienes que repetir esta acción a diario para notar los beneficios sobre tu piel.

Fuente: misremedios / MF / INFORME 21