Adiós, cáncer de mama

El ejercicio siempre será un buen aliado

Los efectos del ejercicio en sobrevivientes son extraordinarios. La combinación de movimientos aeróbicos y de resistencia ayudan a mitigar las afectaciones provocadas por los medicamentos de terapia hormonal, que detienen la producción de estrógenos, afirma Gwendolyn Thomas, autora de un artículo sobre el tema publicado en la revista Obesity Journal.

Luego de un estudio realizado en varias pacientes que libraron la enfermedad, notaron una reducción en el porcentaje de grasa e índice de masa corporal, “así como un aumento significativo en su masa corporal magra.

 Estos cambios sugieren que para que sea efectivo, el ejercicio debe ser prescrito junto con el tratamiento”, declaró.

  

Fuente: Artículo de la Universidad de Nueva York publicado en la revista Journal of Clinical Child & Adolescent Psychology.

 

 

Fuente y fotografía:  Vanidades