¿Bañarse con agua fría en verdad quita el calor?

Si ya no soportas las temperaturas altas, debes leer esto

En los últimos años pareciera que la primavera y el verano son más calurosos. Las temperaturas altas nos hacen querer ir corriendo a la regadera para darnos una ducha de agua fría con la intención de no sentir calor; pero, ¿este truco en verdad funciona?

 

Lamentablemente la respuesta es NO.

 

Bañarte con agua fría, obligaría a tu cuerpo a compensar la repentina pérdida de temperatura y así recuperar los 36.5 grados centígrados que son necesarios para cumplir tus necesidades fisiológicas.

 

Este proceso implica un gasto de energía extra provocando que tengas una mayor sensación de calor. Por tanto, las duchas de agua fría solo provocan que te sofoques más.

Robin McAllen, investigador del Florey Institute of Neuroscience and Mental Health, no recomienda recurrir a este método. Él aconseja tomar una taza de té caliente para estimular la sudoración, el mejor mecanismo del cuerpo humano para refrescarse y tomar mucha agua.

 

McAllen sugiere bañarse con agua fría o tibia solo después de hacer ejercicio intenso; ayudará a que tus músculos se recuperen rápidamente. Y si quieres perder peso y activarte desde temprano, una ducha con agua fría por las mañanas es muy útil.

 

 

Fuente y fotografía: Vanidades