Carboxiterapia cinco cosas que debes saber antes de empezar tu tratamiento

La experiencia con carboxiterapia es muy buena y puede ser maravillosa si tiene en cuenta las siguientes recomendaciones.
1. Carboxiterapia es una técnica que debe ser practicada y aplicada por un médico entrenado
Carboxiterapia por definición es una técnica médica, por lo tanto debe ser aplicada por un médico. Como toda técnica requiere de entrenamiento y experiencia, además de los conocimientos básicos que respaldan los resultados. Un médico entrenado tendrá la capacidad de discernir el tipo de tratamiento que el caso del paciente necesita así como la competencia de explicar claramente la técnica y resolver las preguntas del paciente. Además en manos de un médico bien entrenado, que realice bien la técnica, los resultados serán mejores.
2. Antes de empezar cualquier tratamiento con Carboxiterapia deberían realizarle una evaluación previa
Carboxiterapia como cualquier otro procedimiento tiene algunas contraindicaciones, entre las que se cuenta por ejemplo, anemia, diabetes mellitus descompensada, hipertensión no controlada, condiciones médicas previas que deben ser evaluadas por el médico en la primera consulta. En esta evaluación deberá confeccionarse una historia clínica donde se consignen además, alergias, medicamentos que usa el paciente, cirugías previas etc.
3. Deben explicarle claramente las reacciones adversas para evitar sorpresas desagradables
Las reacciones adversas de Carboxiterapia son transitorias y muy leves, no obstante, no en todos los pacientes tienen la misma intensidad. Por ejemplo, en algunos casos luego de realizar un procedimiento facial con Carboxiterapia pueden quedar los párpados ligeramente hinchados y esta situación en algunos pacientes dura unos minutos, en otros unas horas y en otros puede persistir hasta el día siguiente. Si usted ha sido adecuadamente informado sobre este tema no tendrá temor ni entrará en pánico, pues su médico le hizo conocer que pasaría. Algunas personas que se realizan tratamiento para reducir grasa localizada presentan luego de la aplicación una sensación de crepitación bajo la piel, esto se llama enfisema subcutáneo y es frecuente que ocurra luego de una sesión y no debe causar pánico pues pasa en minutos o en cuestión de horas.
4. Fíjese que utilicen una máquina para aplicar Carboxiterapia
La máquina de Carboxiterapia es la herramienta fundamental del procedimiento. Por lo general las máquinas más modernas tienen un panel electrónico que brinda todos los parámetros que el médico necesita conocer mientras hace el tratamiento como flujo, volumen e incluso temperatura. La máquina controla la velocidad con la que el gas ingresa al cuerpo y sobre todo la cantidad de gas que se está aplicando. Recuerde que hay una dosis límite de gas que se permite colocar por sesión. Si no tienen una máquina de Carboxiterapia, la técnica no está bien llevada.
5. El Gas que utilicen debe ser para uso médico de alta pureza
El gas es el insumo fundamental, es la base del tratamiento y por lo tanto es de gran importancia. Carboxiterapia es una técnica que se basa en la aplicación de dióxido de carbono para realizar tratamientos estéticos y médicos y por lo tanto el gas que se utilice debe ser de alta pureza. Hay varias empresas que se dedican a producir y comercializar gases de uso medicinal, como oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono. Pregunte siempre cuál es la empresa proveedora de gas y si tiene un certificado de conformidad del gas donde se señala el grado de pureza y la fecha de vencimiento del lote. Por lo general, las empresas que producen gases especiales para uso médico, proveen no sólo el gas sino también el balón, pues el recipiente del gas debe cumplir con las normas básicas de higiene y bioseguridad.
Con estas cinco pautas básicas podrá tener una muy buena experiencia con Carboxiterapia.

 

Fuente y fotgrafia: Carboxiterapia /Dr. Arellano