Chef Venezolana ganadora del premio Basque Culinary World Prize 2016

Nuestra maestra chocolatera María Fernanda Di Giacobbe fue la ganadora del premio Basque Culinary World Prize 2016, que enaltece aquellas iniciativas que demuestren cómo la gastronomía puede traducirse en una fuerza transformadora.

Uno de los proyectos en los que se ha concentrado es en articular una red a través de su excepcional trabajo a través de Kakao y Cacao de Origen en donde se ha dedicado a la educación, investigación y desarrollo en las comunidades productoras de cacao.

A Di Giacobbe se le destinarán 100 mil euros para que pueda expresar su idea transformadora, galardón instituido por el Gobierno Vasco y el Basque Culinary Center (BCC), para reconocer iniciativas en las que se utiliza la gastronomía como motor de cambio social. La entrega del premio será el próximo 8 de septiembre en una gala en San Sebastián, localidad reconocida por la buena mesa.

María Fernanada Di Guiacobbe
Para Joan Roca, como presidente del jurado declaró que “La ganadora refleja el paso que puede dar la cocina de ciencia a la conciencia. En torno a un símbolo gastronómico como el cacao, articula esfuerzos que inciden positivamente en toda la cadena que involucra el chocolate. Es además un ejemplo inspirador, que muestra el poder que puede ser la gastronomía, independiente de cuan complejo sea el contexto. Los chefs sí pueden hacer una diferencia”. Por su parte Bittor Oroz, Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco, comenta sobre esta iniciativa que ha nacido del País Vasco: “Los atributos que se relacionan a la gastronomía de Euskadi son un reflejo de lo que queremos ser y proyectar en el mundo como Euskadi Basque Country. Un país donde la seña de identidad es la innovación, el emprendimiento, la tradición y el saber hacer, y cómo no, unos productos de calidad.

Esta competencia contó con la participación de 25 semifinalistas entre los que un segundo venezolano competía, Michelangelo Cestari que llevaba más de 17 años radicado en Dinamarca, y volvió a tierras americanas de la mano de Kamilla Seidler con un proyecto muy rico: Gustu, un movimiento en Perú que se enfoca en cambiar el entorno a través de la comida.

La deliberación fue dada a conocer en el Museo Balenciaga- Guetaria, luego de que los miembros del jurado se reunieran el domingo para dar con la decisión final. El jurado estaba conformado por Gastón Acurio (impulsor de la revolución de la cocina peruana), Ferrán Adriá (replanteó la manera en la que los comensales se relacionan con la mesa), Alex Atala (primer chef en aparecer en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo en la revista Times), Dan Barber (chef y escritor, es el copropietario de Blue Hill en Manhattan y Blue Hill en Stone Barns), Heston Blumenthal (pionero en la introducción de conocimiento científico en la cocina), Massimo Bottura (chef número 1 del mundo 2016) , Michel Bras (defensor de la sostenibilidad y la biodiversidad y ganador de tres estrellas Michelin), Enrique Olvera (uno de los chef más reconocido de Méjico), Joan Roca (chef del Celler de Can Roca, mejor restaurante del mundo según The World´s 50 Best 2015), René Redzepi (responsable de la revolución de la nueva cocina nórdica).

Fuente y fotografía: Cocina y Vino