Cómo comportarse en una primera cita

Aunque suene un poco exagerado, en la primera cita puede definirse el futuro de una relación, pues la impresión que causes en ese momento es la que recordará la otra persona, y la llevará o no a pedirte una segunda cita. Si bien la idea no es que actúes demasiado al punto de dejar de ser tú misma, hay ciertas pautas sobre cómo comportarse en una primera cita que te ayudarán mucho a la hora de salir con la persona que tanto te gusta.

Consejos para la primera cita

Debemos tener en cuenta que la primera cita siempre nos causa ansiedad, porque a la par de querer destacar nuestra personalidad, también estamos evaluando de alguna manera a la otra persona. ¡No dejes que los nervios te hagan perder tu punto de vista! Si sigues estos sencillos trucos saldrás victoriosa de esa primera cita.

 

Elegir la actividad correcta

La idea de la primera cita es conocer al otro. Para ello lo más recomendable es escoger un sitio en el que no haya presiones para conversar y en el que cada uno se pueda mostrar tal cual es; ambos deben expresar sus ideas y así elegir el lugar ideal para los dos, donde se sientan cómodos y a gusto.

 

Modales

Nunca olvides tus modales, pues estos son parte de tu comportamiento y lo que define tu personalidad; aspectos tales como estar bien arreglada para la ocasión, llegar a tiempo, ser cordial y estar atenta durante la conversación, usar frases cortas y necesarias como “gracias” y “por favor” -entre otras- te harán ganar puntos a la vez que demuestras que eres una persona bien educada.

 

Uno de los aspectos más importante de los modales está el saber escuchar. Muchas veces los nervios y las ganas de darnos a conocer nos pueden hacer parlanchina y enfocar la conversación en nosotras; lo ideal es que ambos tengan tiempo para expresarse y que el otro escuche detenidamente para llevar el hilo de la conversación. Asimismo, la expresión verbal y no verbal es importante para darle a entender al otro que estamos pendientes de él.

 

En la conversación evita hablar de tus relaciones pasadas, concéntrate en el ahora y en lo que deseas conocer de la otra persona.

 

Sonreír

Esta es una de las mejores formas de romper el hielo y hacer amena una cita. Procura que tu sonrisa sea natural y úsala si de verdad lo sientes. De lo contrario quedarás como una persona falsa con un toque de “histeria”.

 

Evitar las presiones

 

Si te sientes muy atraída por esa persona quizás quieras empujar un poco para apresurar la situación, pero eso no va con la mayoría de las personas (hombres y mujeres). Con un poco de paciencia podrás ver cómo funciona la cita y si en realidad puedes albergar expectativas para otra cita o solo para una noche de disfrute.

Lo importante en la primera cita es que seas tú misma y a la vez estés pendiente de estos pequeños detalles, pues estos te ayudarán a sobrellevar los nervios y a mostrar lo mejor de ti.

 

¿Cómo te comportarías en una primera cita?

 

Fuente y fotografía: IMujer