Cómo cuidar tus plantas de interiores

A continuación compartimos cinco detalles que debes tomar en cuenta:

El sol sale para todos, también para las plantas

Desde que somos niños nos hablan de la fotosíntesis y para que ese concepto se lleve a cabo es vital la luz de sol.

Escoge el lugar más iluminado de tu casa y confirma si la planta puede recibir luz directa.

Plantas que llenarán tu hogar de Feng Shui

 

Controla la cantidad y frecuencia del agua

Si decidiste dar el paso y tener plantas en tu casa, recuerda siempre este consejo:

 La tierra: nunca mojada, nunca seca, siempre húmeda

Ahora, si eres muy valiente y no tienes una sino varias plantas de distintos tipos, recuerda que no todas necesitan la misma cantidad de agua.

 ¡Ah! Y si eres de las personas a las que les falla la memoria, colócales una cinta de colores para identificarlas y saber si debes regarlas dos veces a la semana, una, o interdiario.

La maceta adecuada no se trata de estética

Con las macetas o materos aplica escogerlas por su forma y no por su fondo, literalmente.

 Los recipientes donde van a crecer nuestras plantas deben tener el tamaño adecuado, además de orificios en el fondo que permitan que drene el agua.

 Limpia y poda tus plantas de interiores con regularidad

 Recoge las hojitas y flores caidas y las secas.

Según el tipo de planta que tengas, investiga cómo podarlas.

 

¡Escúchalas!

Cuando estás ahogándolas porque las riegas más de lo debido. O cuando se te olvidan y están amarillentas. O simplemente, no están bonitas. Evalúa qué sucede con tu planta.

Las plantas hablan.

 Y en muchas ocasiones se trata de la ubicación.

 Las plantas tardan en acostumbrase al lugar que escogiste para ellas… puede ser que no se sientan a gusto.

 Obsérvala, cuídala y si notas que no está hermosa y viva como pudiera ser,

cámbiala… es cuestión de feeling.

¿Te gustan los cactus y suculentas?

 

Fuente y fotografía:  Eme