Como elegir el perfecto regalo de bodas

Cuando una pareja decide unir sus lazos de amor para siempre celebran a lo grande con una fiesta; una fiesta donde se encuentren las personas más importantes de sus vidas, con las cuales anhelan disfrutar el tan esperado día.

Si una pareja te invita a su boda, siéntete afortunado y muy alagado, pero más que nada, ¡No olvides el regalo!

Un detalle, un presente, un regalo, es una linda manera de decir “Estoy feliz por ti, espero que seas muy  feliz en tu matrimonio” o un “Buena suerte, amigo, que ahora lo que viene es fuerte” o un simple “Estaré aquí siempre apoyándote”

Si bien se sabe bastante bien, las bodas no son un evento barato, si estas decidido a regalar un poco de dinero ¡Esta bien! Pero si lo que quieres es regalar algo que sea significativo y duradero, nuestras recomendaciones son:

Si es un familiar…

¡Una reliquia familiar! Algo simbólico para su familia, es algo que sin duda, la pareja va a recibir con cariño, porque es una manera de decirle al familiar “Te queremos” y a su pareja es una manera de decirle “Te damos la bienvenida” Así que se puede llegar a la boda y escribir una carta que diga:

Hijo, tu abuelo me lo dio cuando me case con tu madre, ahora te pertenece a ti. ¡Felicidades!

Si no son de las familias con reliquias, ni de esas personas que le dan valor a los objetos materiales, pueden irse por otro camino. El hogar  siempre necesita cosas nuevas, y los hogares de los recién casados las necesitan aún más. Siempre se puede dar un paseo por la casa de la futura pareja y dar una mirada por entre sus cosas e identificar qué cosa falta y sorprenderlos al regalárselo con una carta que diga:

Descubrí que en tu precioso hogar, hace falta una tostadora, así que fui y  ¡te lo compre!

Esta opción también es factible con los amigos.

No hay nada más bonito que recibir un regalo con la frase “Lo vi y me acorde de ti” y descubrir que el obsequio te encanta. No hay algo que refleje más el cariño y lo mucho que te conoce esa persona que eso. Así que a partir de esta frase, se puede emprender la búsqueda del regalo perfecto. Y cuando llegue el tan esperado día, puedes dejar el regalo con una nota que diga:

Amigo, vi esta jarrón gigante y me acorde de cuando cumpliste 18, cuando te embriagaste tanto que bailaste sin control, lo tumbaste, se quebró y tu mamá te castigo un mes entero por el desastre. Es hora de que tengas el tuyo propio, y en unos años, tu hijo pueda repetir la historia.

O, algo así…

Amiga, vi este cuadro de bailarina y no pude evitar pensar en ti cuando íbamos al ballet, yo me aburría como loca, pero tú no podías despegar el ojo de la bailarina, así que te compre tu propia bailarina para que adorne tu casa.

Y así la feliz pareja termina con una reliquia familiar, una tostadora, un jarrón gigante y un cuadro de bailarina.

Un buen regalo, es aquel que deja una huella en el corazón de la pareja, y para lograr el regalo perfecto, solo tienes que pensar en el cariño que se le tiene a los recién casados.

LaBombacha.com por Ariana Gil

https://www.facebook.com/LBombacha

https://www.instagram.com/la_bombacha

https://twitter.com/lbombacha