Como sembrar tu propia planta de Anís.

Anís dulce o Matalahúva: Fotografía Ecología Verde

Ampliamente cultivada por sus frutos aromáticos, también la puedes disfrutar en una maceta.

Matalahúva o Anís y es  una planta herbácea de la familia de las umbelíferas  de origen asiático. Muy apreciada en la gastronomía por su dulce y fuerte sabor, siendo en España es uno de los países donde más se cultiva y donde más apreciado es el anís.

En cocina se utilizan sobre todo las semillas, que tienen un sabor dulce pero intenso. Sirven principalmente como condimento en repostería y panadería. Pero también se hacen licores de anís y se utilizan para aromatizar algunos platos.

Su nombre científico o latino es: Pimpinella anisum , usualmente conocida como: Anís, Matalahúva, Hierba dulce o Matalauva. Viene de la familia de las  Umbelliferae, lo que significa, que es un arbusto.  Posee un tallo cilíndrico, erguido y ramificado en lo alto; las pequeñas flores blancas se agrupan en una umbela compuesta que dan lugar a frutos de forma oval.

Semillas de anís (Pimpinella anisum) Fotografía: Jouko Lehmuskallio / de plantas medicinales

El anís es una planta herbácea anual que puede llegar a los 60-80 cm, siendo una hierba muy aromática y cubierta de pelos cortos. Florece durante todo el verano, a la vez que van madurando sus frutos.

En la cocina se utiliza para realizar:

Licor de anís, y sus semillas dan sabor a comidas.

Como su sabor y olor son fuertes, encubren los demás sabores, por lo que hay que utilizarlo de forma moderada, Congenia muy bien con las especias clavo, jengibre y vainilla.

El anís es un gran aperitivo, y de hecho los granjeros italianos lo han mascado tradicionalmente para estimular la digestión.

El grano es muy empleado en dulces y anises, tortas, galletas y en curries de verduras.

Se utilizan en confitería, panadería, y en la preparación de compotas.

Sazona el anisbrot, un pan alemán, y ciertos pastelillos de café centroeuropeos, así como muchos curries indios de pescado.

También esparcido sobre una macedonia o un plato de higos, o añadido a una tarta de manzana.

La hoja fresca, de sabor dulzón, constituye un aditamento aperitivo para ensaladas, aunque se usa más como condimento de salsas y sopas; las hojas secas sirven para hacer una tisana calmante.

El anís comunica su característico perfume a todas las bebidas anisadas del Mediterráneo: anisete, Pernod y otras bebidas del tipo pastis, así como el ouzo y el arac.

Es muy importante no  confundir con el anís estrellado (Illicium verum), el cual es un árbol, el anís que deseamos sembrar es de semillas pequeñitas  muy usadas en pan y postres (Pimpinella anisum) y es un arbusto. En el primer caso se suele utilizar más para realizar tés, algunos licores franceses o en repostería.

Para su cultivo, el portal Info Jardin recomienda:

Planta de Anís dulce (Pimpinella anisum) Fotografía: Fichas Info Jardín

Exposiciones al sol, con temperaturas sin fríos excesivos.

Necesita terrenos calcáreos, suelos ligeros y secos, ricos en minerales, es decir, bien abonados, aunque sin exceso de nitrógeno.

Si se abona con estiércol es preferible  sembrar otras plantas y esperar al siguiente año para sembrar anís.

No resiste las sequías, pero  tampoco quiere terrenos encharcados.

Generalmente se siembra a finales de invierno (en el Hemisferio Norte, en los meses de febrero o marzo), en hileras, a 20-25 cm unas de otras.

Se tapan las semillas con tierra, pues necesitan oscuridad para germinar; esto ocurre a las tres semanas, aproximadamente. Cuando las plantas son grandes, se escarda y aclara dejando unos 15 cm entre cada planta. Las plantas sacadas se pueden replantar.

La zona donde lo cultivemos ha de estar protegida de la acción de vientos fuertes,  el anís es una planta que acostumbra a encamarse (acostarse), como algunos cereales. Si esto ocurre, la calidad de la cosecha (por no hablar de la recolección), se verá afectada de manera importante.

Planta de Anís en maceta. Fotografía: Guia Verde

Para la recolección

Las semillas se recolectan cuando comienzan a ponerse de color marrón claro, Se cortan los tallos por la mafiana, temprano.

Se secan en un lugar bien ventilado y, si es necesario, se dan algunos golpes para que se desprendan las semillas.

Si se cosecha durante el mediodía, en la canícula, se desprenden las semillas durante la cosecha perdiéndose parte de ésta.

El Anís Verde se siembra a finales de la primavera directamente in situ (no soporta el trasplante). Pero las semillas germinan con éxito si están bien maduras después de un verano caliente. Mantener la tierra fresca hasta la germinación que puede tener lugar a las 3-4 semanas. Antes de sembrar, esperar que todo peligro de helada o frío haya pasado.

Si es para trasplantar, es mejor sembrar 4-5 semillas por maceta de turba (6-7cm) para no perturbar las raíces (las macetas de turba se trasplantan con las plántulas).

Condiciones para una buena germinación:

1) Semillas de menos de 3 años:

2) Semillas bien maduras (después de un verano caliente)

3) Mantener el suelo/substrato fresco

4) Esperar que haga calor (sin riesgos de heladas).

Ahora en la mayoría de los casos se compran semillas en sitios especiales para la siembra, pero puedes aventurarte a las semillas que se venden en los supermercados, como son semillas deberían salir una vez plantada, pero hay que tener en cuenta el tiempo que lleva ese anís envasado, porque entre más tiempo pasa menor es su poder de germinación, de igual manera tan solo inténtalo no perderás sino 3 o 4 semillitas.

 

Te invitamos a leer: 

Practica manera de cultivar un árbol de aguacate en el hogar

La jardinería ayuda a los adultos mayores a estar en forma física y mental

Cómo plantar un hermoso Girasol en tu hogar

Labombacha.com