Pieles luminosas, pestañas extralargas, labios rojos, cejas pobladas y destellos dorados y plateados son las nuevas coordenadas del maquillaje de fiesta, el color que conquista la noche.

Los tonos metalizados juegan con los rojos intensos, los morados, los rosas, los lilas, los verdes y los azules, colores valientes que dibujan el nuevo maquillaje.

Una invitación a la sofisticación, en la que el apasionado,  seductor y muy sexy color rojo se hace irresistible e imprescindible sobre la boca.

La mirada se abre gracias a las pestañas postizas que salen del armario con ganas de provocar y de jugar al misterio. “Cuanto más excéntricas y adornadas con purpurina, más divertidas”, explica la estilista Charo Palomo, del Atelier Charo Palomo.

Este año es el gran momento de las cejas. “Se llevan pobladas, con importante arco y bien definidas para enmarcar la mirada”, asegura Palomo.

Mirada, que, para esta ocasión, se ilumina con tonalidades verde turquesa, azul arándano, violeta berenjena y negro azabache salpicado con destellos dorados, pigmentos plateados y matices iridiscentes.

Según Olivier Échaudemaison, maquillador de la “maison” Guerlain el maquillaje debe crearse con tonos rojos. “No me gusta transformar a las mujeres porque las debilita. Es mucho más interesante revelar quiénes son”, explica el maquillador.

Model wearing gothic feather collar.

mujer con maqullaje 3

mujer con maquillaje 4

mujer con maquillaje 2

 

Fuente y fotografía: Efe