Cremoso cheescake de oreo sin hornear (Receta)

Es uno de los pasteles favoritos tanto de niños como de adultos, y es que tiene un sabor único y exquisito. Toma nota de los pasos y prepara tu cheescake de oreo de forma fácil, para degustar en familia o con amigos.

Ingredientes

 

2 paquetes de galletas oreo

 

Queso crema

 

7 cdas de mantequilla derretida

 

Azúcar en polvo

 

1 cdata de vainilla

 

Leche condensada

 

Preparación

 

Retirar el relleno de todas las galletas oreo. Reservarlo para usarlo más adelante y triturar las galletas con un mortero, batidora o licuadora.

 

Cuando las tengas bien pulverizadas, derretir la mantequilla en el microondas y arreglarla para formar una pasta compacta. Luego, cubrir la base del molde que se utilice, con esta pasta de galletas oreo. Para que quede una base uniforme puedes repartirla con una cuchara.

 

Preparar el relleno de la tarta de oreo. Para ello, agarrar  un recipiente de borde alto y batir el queso crema con la leche condensada, la esencia de vainilla y la crema de las galletas que fueron separadas en el primer paso.

 

Cuando estén todos los ingredientes bien integrados y tengas una crema suave, verterla  sobre el molde donde tienes la base de galletas y reservar la tarta en el refrigerador durante dos horas.

 

Cuando esté listo, retirar el cheesecake de oreo y decóralo con chocolate fundido por encima y un poco de caramelo líquido. Si lo deseas, en lugar de esta decoración puedes optar por triturar cuatro o cinco galletas oreo y espolvorearlas por encima. Servir y disfrutar.

!Que ricooooooooo!

 

Fuente y fotografía: Cocina y Vino