¡Cuidados simples para conservar tus libros!

Foto de Lecturalia

Los libros son el mayor tesoro de la humanidad.

Nuestro deber es cuidarlos para que se conserven bien para que sean capaces de durar años y que las demás generaciones puedan leerlos.

El primer enemigo de los libros es el polvo. Por lo cual, limpiar la biblioteca cada cierto tiempo es lo mejor que se puede hacer. Para que el polvo no moleste a los libros que no están en uso, es muy recomendable forrarlos en papel adhesivo transparente. Eso lo mantendrá aislado del polvo y de las probabilidades de contagiarse de hongos.

Foto de Significado de los Sueños

La biblioteca no debe estar ubicada en un sitio ni húmedo, ni con luz directa del sol. La humedad puede generar hongos y la luz puede hacer que las paginas de los libros se descoloren.

La biblioteca debe estar constantemente vigilada, pues hay que evitar la presencia de animales no deseados como los ratones, ni insectos que se puedan comer y destrozar nuestros tesoros.

Cuando se esté leyendo un libro, lo mejor es no comer ninguna fritura, pues el aceite en las paginas es algo asqueroso que no tiene chance de ser removido. De igual manera el café, muchos lectores utilizan ésta bebida energética para continuar con la lectura, cuando se tome café solo hay que ser cuidadosos de no derramarlo en el libro.

No hacer anotaciones en los libros, esto genera un desgaste de las paginas.

No toser ni estornudar directamente en las paginas del libro, los gérmenes son enemigos de los libros también.

No doblar las esquinas de los libros para marcar la pagina de lectura.

Cuidar los libros es lo mejor que se puede hacer y la verdad que no es algo tan difícil de lograr.

LaBombacha.com por Ariana Gil

Facebook / La Bombacha (Revista)

Instagram / la_bombacha

Twitter / @lbombacha