Datos para lograr un dormitorio perfecto

La habitación es un lugar para descansar, leer y compartir en pareja. Es importante lograr un ambiente relajado para que cumpla con su función, para ello siga estas recomendaciones…

Imagine una habitación, con una caminadora al fondo cubierta por la ropa de varios días. En la pared, un afiche con su grupo de rock favorito, cuadros y fotos. Sobre la cama, unas sábanas de colores muy vivos. En la esquina, un televisor encendido… Es decir, un dormitorio desastroso y sin motivación para el descanso y el sosiego.

 

Se estima que, por ejemplo, en Estados Unidos, entre 50 y 70 millones de personas sufren de algún trastorno del sueño, muchos relacionados con el estrés laboral y financiero que no les permite conciliar el sueño, por lo que tener una habitación destinada al descanso implica que esta sea ordenada, agradable y calmada, adjetivos imprescindibles para provocar la paz y el sueño.

 

Para conseguirlo, siga estos consejos:

Deje que su habitación sea como la parte más pacífica de usted. ¿Le gusta el mar y la brinda paz? ¿Su pasatiempo es la bicicleta? ¿Le inspira alguna habitación de un hotel famoso? Entonces determine qué le gustaría tener en su cuarto que le identifique. Si es una pieza compartida, seguramente podrán hallar algo en común y basar su decoración en esto.

 

Seleccione un color suave y que evoque descanso para las paredes. Los tonos neutros son ideales para esta habitación. Las parejas, siguiendo los consejos del feng shui, buscan contrastar tonos neutros con colores tierra para generar intimidad.

 

Prefiera fibras naturales en sus sábanas y alfombras. Este tipo de telas son más agradables a la piel. En decoración, las tendencias recomiendan sábanas unicolores con detalles que resalten (como cojines o una almohada secundaria) en estampados.

 

Escoja un colchón de acuerdo con sus necesidades. Es importante descansar sobre un espacio adecuado a su cuerpo. Igualmente, el mobiliario es más adecuado en madera, con un buen cabecero, que brinde comodidad a la hora de leer en su cuarto.

 

Trate de crear un espacio silencioso y cálido. Luces fuertes, en el centro de la habitación no son aconsejables en la habitación. Prefiera lámparas de pie o sobre las mesas de noche que se muestren tenues. Si su ubicación en muy ruidosa, coloque en las vidrios de sus ventanas instrumentos plásticos que disminuyen la entrada de sonido.

 

Los dormitorios no deberían estar muy adaptados a los aparatos electrónicos. Se ha logrado comprobar que este tipo de objetos irrumpen con el descanso. Evite computadoras, tabletas, celulares y televisores en la habitación. En todo caso, a la hora de dormir, guárdelos. De hecho, existen clósets diseñados para color el aparato de T.V.

 

Elija el aroma perfecto. Marcas como Zara Home o Body Shop han elaborado perfumes para las casa, algunos de ellos exclusivos para las habitaciones que se aplican sobre las sábanas y ayudan a relajarse. También inciensos ayudan a dar aromas relajantes que calman el estrés.

 

El orden es primordial. Tener ropas regadas y objetos innecesarios en su habitación podría ayudarle a tener más incomodidad a la hora de descansar o de relacionarse con su pareja.

 

Fuente y fotografía:  Estampas