Decora tu oficina con Feng Shui ¡y encuentra la armonía!

Puede parecer sorprendente, pero ¿sabías que la distribución de los muebles de un ambiente influyen de alguna manera en tu energía? Esto se basa en la ciencia china del Feng Shui, que sostiene que los flujos de energía afectan la vida de las personas, y si son guiadas por el camino correcto lograrás una mejora en tu calidad de vida.

Estos conceptos también se pueden aplicar en tu oficina, lugar en el que, por lo general, pasamos la mayor parte del día. Si quieres aplicar esta ciencia en tu ambiente laboral, sigue estos útiles consejos con los que lograrás llevar una vida más agradable y tranquila.

 

Armoniza tu escritorio con Feng Shui

Para empezar, Feng Shui significa “viento” y “agua”, los elementos de la naturaleza que deben estar siempre en armonía. Esta armonía es la que se necesita en tu oficina para aumentar tu productividad y mejorar tu bienestar en general. A través de la decoración y distribución de los muebles podrás cambiar tu estado de ánimo, reducir el estrés y mejorar tus resultados laborales.

No es necesaria una gran inversión para lograr esto, sino saber aprovechar los espacios de tu oficina para convertirla en un ambiente cómodo y acogedor. El Feng Shui te ayudará a llenar tu ambiente laboral de energías positivas si sigues sus principios correctamente.

En primer lugar, ten en cuenta que debes tener un espacio limpio y organizado. Muebles que te permitan guardar elementos básicos para el trabajo como papeles, libros y archivos son sumamente necesarios. Se recomienda que sean muebles cerrados que eviten que se estanque el chi (flujo de energía), obstruyendo la claridad mental.

El escritorio es un elemento muy importante en tu oficina. Lo principal es que esté ubicado lo más lejos posible de la puerta y en una posición de control del poder del ambiente. Recuerda que no debe darle la espalda a la puerta o a la ventana. El tamaño del escritorio también es determinante: si es muy pequeño te sentirás poco importante, si es muy grande puede que te sientas fuera de foco.

En el caso de que trabajes en un cubículo, puedes colocar un espejo frente a ti con la finalidad de ver la puerta en el reflejo. Puede ser solo un reflejo, pero ahora de alguna manera tienes la puerta delante de ti y te sentirás más protegida y segura.

El mejor ambiente de trabajo

Desiree Palacios, arquitecta de interiores, y recomendó que si cuentas con un espacio amplio e iluminado en la oficina, puedes optar por incorporar algunos elementos en madera, ya que esta da calidez y de una alguna manera nos produce una sensación de tranquilidad, seguridad y confort. si tenemos un espacio reducido, optemos por eliminar el ruido visual en el espacio mediante gabinetes que permitan mantener todo organizado y ordenado, así como con el uso de materiales transparentes, como el vidrio, que pueden ser usados en tableros. También se puede usar el acrílico para sillas, por ejemplo, que de alguna manera ayuda a aligerar el espacio”.

En cuanto a los muebles, Desiree considera que, dependiendo del diseño, lo ideal es que cuente con compartimientos, divisiones y/o gavetas donde puedas guardar ordenadamente y tener a la mano todos los materiales y documentos con los que se trabaja.

“evitar la sensación de estar encajonados también es importante, dándole al trabajador un espacio libre en donde pueda desarrollarse en la medida de lo posible. La iluminación también debe ser adecuada. Si es natural, esta debe llegarnos de costado a la pantalla, y muchas veces puede ser acompañada por luz artificial, siempre en tonos neutros o tonos día para evitar el cansancio o fatiga visual”.

Lo ideal es dividir la oficina por sectores diferenciados según las actividades que se van a realizar. Para Desiree, nuestra experta de la semana, mantener una distribución con circulaciones marcadas y que tenga una buena ventilación e iluminación, son elementos claves para generar la armonía en un ambiente de trabajo. También es recomendable implementar en la oficina áreas libres donde el trabajador pueda desconectarse por un momento del estrés y así poder regresar con mucha más energía a sus labores.

Purifica tu espacio, tu oficina

Las plantas son un elemento muy importante en la ciencia del Feng Shui. La presencia de una plata en tu oficina ayudará a renovar tu energía o chi, y también potenciará tu riqueza y prosperidad. Procura escoger una que sea adecuada para interiores y que no requiera de mucho cuidado y riego para no tener que preocuparte durante los fines de semana:

“Está comprobado que el color verde relaja, y lo hace porque nos traslada a la naturaleza. Incorporar plantas en la oficina nos trae muchos beneficios, no solo porque son visualmente agradables, sino además por dos motivos importantes. El primero es la sensación de aire y naturaleza que mencioné y el segundo es porque son aislantes del ruido, por lo que pueden ser utilizadas en salas de reuniones, por ejemplo, donde a veces el eco y la acústica son un problema. Una planta puede ser una solución muy efectiva“.

Al colocar plantas mejorarás la calidad del aire y añadirás equilibrio a tu ambiente laboral. Así sea pequeña, se recomienda tener una plata al costado de la computadora para brindar algo de equilibrio yin a las máquinas yang. Incluso puedes colocar alguna en un mueble que tenga esquinas que apunten a ti. De esta manera armonizarás esa energía. Tener flores y plantas vivas y saludables atraerá vitalidad a tu oficina. ¡No dudes en implementarlas!

Colores para tu oficina según el Feng Shui

Si buscas promover la creatividad en tu oficina, lo ideal son los tonos verdes. Estos ayudan a generar nuevas ideas, ya que mentalmente son muy estimulantes. La gama de azules también hace que estés más en contacto con tus emociones. Estos tonos promueven la introspección y son perfectos para personas que trabajan solas.

En trabajos que requieren de mucha comunicación e interacción, los colores ideales son los tonos durazno y terracota. Por otro lado, el amarillo es perfecto para trabajos monótonos, ya que incrementará tu energía y potenciará tu esfuerzo. El blanco también es recomendable para estimular el trabajo individual. Recuerda que los colores monocromáticos pueden afectar negativamente tu productividad.

Definitivamente, el Feng Shui es un gran recurso para darle armonía y un mejor balance a tu ambiente laboral. ¡No dudes en implementarlo a tu oficina!

 

Fuente y fotografía: Oficina Fen