Demi Lovato

suponemos que la cantante le dedica esta hermosa canción a su fallecido padre.