Desecha las máscaras de tu vida por Yvoris Cáceres

Foto de: Telemundo 62

Cuando somos niños de alguna forma estamos limpios de prejuicios y miedos, desde nuestro nacimiento hasta aproximadamente 5 años pasamos la mayoría el tiempo felices en nuestro mundo interior, cualquier detalle por más absurdo que sea llama nuestra atención y confiamos plenamente en nuestros padres.

Justo con el proceso de crecimiento  comenzamos a moldear a la conveniencia de nuestros padres aquellas emociones, resentimientos, iras, miedos y ansiedades, las cuales nos convierte en una nueva creación que distorsiona nuestra esencia. Nos llenamos de máscaras y nos hacen ser y parecer muy diferentes, alimentado allí el Yo (ego) con vanidades, sexo, drogas, alcohol, trabajo excesivo. Pasa el tiempo y esas máscaras se hacen cada vez más nosotros, hasta el punto que nos perdemos y que no sabemos quiénes somos de verdad generando así un vacío interno.

De ser así comienza por identificar cual es la máscara que usas: Máscara de odio, de ira, de venganza, de lujuria, de vanidad, de odio, de resentimiento, de culpa.

Y finalmente, a quitarnos las máscaras…

Consigue una foto de cuando eras niño obsérvala todas las mañanas antes de salir de casa, y revive algún momento de tu infancia. Deja las cosas negativas, el drama, mira lo bello que eras, los momentos gratos revívelos, y lleva esa información contigo hasta que logres recordar quien eres en verdad, cuanto te amabas y cuanto te amaron. Y pregúntate ¿Qué es lo que tanto te exiges?, ¿Para qué sufres tanto? Salúdate,  sonríete, halágate, regala a tu espejo una mirada de amor aunque no te reflejes tan bello o bella como quieres, lo que logres ver en ti es aquello que trasmitirás a tus amigos, parejas, trabajo, sociedad.

Labombacha.com / Yvoris Cáceres

Correos: [email protected]

Instagram: @yvoriscaceres

Facebook: Notifuturo Venezuela