El difícil momento de Iker Casillas y Sara Carbonero

Iker Casillas está roto de dolor.

Su abuelo materno, Mariano Fernández, fallecía ayer a los 95 años. Según informa ABC, el entierro tendrá lugar esta tarde en Navalacruz, Ávila, el pueblo de los padres de Iker, y hasta allí podría trasladarse el deportista. Sara Carbonero, por su parte, ha cancelado el compromiso profesional que tenía este miércoles en Madrid. Algunos medios aseguran que la periodista ha tomado esta decisión para quedarse en Oporto al cuidado de sus hijos, Martín y Lucas; otros, en cambio, publican que sería para estar al lado de Iker y toda la familia en estos difíciles momentos. 
Mariano Fernández saltó a los medios de comunicación a finales de 2010 cuando recibió la visita de Iker y Sara en la residencia de mayores donde vivía. El portero y la periodista “pudieron disfrutar un buen rato con la intimidad que requieren estos encuentros”, como informó el centro.
Hola