El halloween más dulce con una tarta de chocolate Jack Skellington

Si algo hay que reconocer, es que esta festividad pone a prueba nuestra imaginación, prepara esta fácil receta y diviértete con tu familiares y amigos.

A pesar de la discusión de si halloween sí o no, lo cierto es que esta fiesta ha calado bien hondo en nuestros varios países y no hay año que no se celebre, sobre todo por los más jóvenes, así que recordando el refrán de si no puedes con tu enemigo únete a él.  Así que a cocinar y divertirse.

Tarta de chocolate Jack Skellington (foto en portada)

Jack Skellington es el protagonista de la película Pesadilla antes de Navidad o El extraño mundo de Jack , inspirado en los dibujos de Tim Burton. Conocido como El Rey Calabaza de Halloween Town, un mundo ficticio dedicado enteramente a la festividad de Halloween, Jack es ideal para servir de tema central en nuestra cena del 31 de octubre, pues además esta tarta es muy fácil de preparar.

El pastel tiene poco misterio, usando una base simple pero sabrosa de bizcocho de chocolate y una decoración a base de crema de queso. Si no quieres usar colorante para teñir el queso se podría emplear chocolate negro fundido.

tarta-de-halloween

Ingredientes

Para el bizcocho: 70 g de harina de repostería, 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar, 1/2 cucharadita de sal fina, 75 g de mantequilla sin sal, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, 4 huevos L, 75 g de azúcar, mantequilla para el molde.

Para la decoración: 200 g de queso crema, 50 g de azúcar glasé, colorante alimentario negro en pasta.

 

Cómo hacer tarta Jack Skellington de Halloween

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo desmontable, de unos 20-22 cm de diámetro. Cubrir el fondo con papel sulfurizado y engrasar los laterales con mantequilla o aceite. Derretir la mantequilla y reservar.

Tamizar la harina con el cacao en polvo y la sal dos o tres veces, para evitarlos grumos. Disponer los huevos con el azúcar en un recipiente y batir con batidora de varillas hasta que dupliquen o tripliquen su tamaño. Añadir la harina con el cacao y mezclar con varillas, a mano. Incorporar la mantequilla y la vainilla, y mezclar con suavidad.

Llenar el molde, romper con cuidado las burbujas de la superficie usando una espátula y hornear durante unos 20-25 minutos, hasta que al pinchar en el centro con un palillo salga limpio. Esperar 10 minutos fuera del horno, desmoldar y colocar boca abajo sobre una rejilla para que se enfríe.

Escurrir el posible líquido del queso crema y batir con unas varillas en un cuenco. Añadir el azúcar glasé tamizado y batir hasta incorporarlo. Cuando el bizcocho esté frío, disponer una capa redonda en la parte superior sin llevar a los bordes. Usar una espátula para dejarlo liso. Mezclar el resto del queso con colorante negro y dibujar la cara de Jack Skellington con una manga pastelera.

 

Fuente y fotografía: Directo al Paladar