El uso de los nanorobots en el área de la salud

Fotografía: Youtube

La ciencia evoluciona constantemente y nos trae descubrimientos de la mano del hombre que han logrado cambiar a civilizaciones enteras a lo largo del transcurso de los años. Cuando se trata de avances tecnológicos el ser humano nunca descansa hasta lograr sus objetivos y en busca de facilitar la vida alcanza lo que se propone.

Los ámbitos donde la tecnología ha revolucionado la industria son casi infinitos, pues en toda la cotidianidad se hace visible el contraste evolutivo que nos ha dejado la ciencia en nuestras vidas. Si nos queda duda de esta evolución, tan solo debemos pensar en que ya no hace falta ir a algún quiosco a comprar periódicos y revistas para estar informados de los diferentes sucesos que transcurren a nuestro alrededor, puesto que el internet se encarga de regalarnos todos estos servicios y más desde la comodidad de nuestros hogares a la hora que queramos y al momento en que ocurran los sucesos.

Sin embargo, más allá del internet y de la facilidad ambientada en la comodidad de las personas, también se han revolucionado campos que crecen constantemente adaptándose a cada época que azota a la humanidad. Un claro ejemplo de esta incursión de la tecnología en campos desconocidos ha sido su inclusión en el campo de la salud. Los sistemas medicinales han dejado sus puertas abiertas a los descubrimientos científicos destinados a la facilidad de la atención de la salud de las personas, y esto ha causado repercusiones altamente positivas.

Fotografía. El Norte de Castilla

Uno de estos avances tecnológicos han sido los nano-robots, los cuales, aunque aún se encuentran en fase de prueba y son en su mayoría prototipos, prometen revolucionar el campo de la medicina con la tecnología de curación a través del ADN, alcanzando los espacios que nunca antes han podido ser incursionados debido a lo microscópico de estos. El futuro de la salud se encuentra apenas a un paso y promete un montón de cosas para la resolución de los problemas más graves que nacen en el interior de nuestros cuerpos.

Primero que nada, hay que tener en cuenta que es un nano-robot: Son máquinas cuyos componentes se encuentran elaborados en una escala nanométrica (lo cual significa que son apenas del tamaño de un átomo. Esto quiere decir que son microscópicos).

Parece de fantasía, pero a pesar de lo increíble que puede sonar, estas máquinas se encuentran apenas a unos paso de cambiar el campo de la salud. Ya se encuentran en fase de prueba en laboratorios del mundo, y ya se están asignando propósitos y objetivos específicos para estas pequeñas maquinas. Entre estos cabe destacar la prevención del cáncer a través del ADN.

Es una infinidad de usos la que se ha pensado para estos robots, sin embargo entre las más relevantes se encuentra la destrucción de las células cancerígenas como alternativa a la quimioterapia. Estos se equiparían de componentes que ya se encuentran en la sangre y son capaces de regular las células cancerígenas (tales como los Linfocitos) que no generan efectos secundarios y que pretenden ser más eficaces y menos desagradables que la quimioterapia y otros tipos de tratamiento.

A su vez, también se piensa en estas máquinas microscópicas con fines regenerativos, ayudando a las heridas, zonas afectadas y incluso a la piel muerta a regenerarse, ayudando y duplicando el trabajo de las células que se encargan de llevar a cabo esta tarea. Incluso, también se piensa en ellas como el principal combatiente de los tumores, siendo capaces de eliminar cualquier tipo de coagulo sanguíneo sin interrumpir el flujo de sangre a través de la zona afectada, evitando la creación de tumores en cualquier zona del cuerpo.

Aunque pueda parecer un relato fantástico que encontraríamos en libros ambientados a la ciencia ficción, ya puede considerarse a los nano-robots una realidad que se encuentra a un pequeño paso de la comercialización, y es tan solo cuestión de tiempo para que se comiencen a combatir estas enfermedades con la más alta tecnología,  siendo capaces de reparar daños en nuestro cuerpo en menos tiempo de lo que los tratamientos tradicionales y la medicina contemporánea han logrado jamás. El futuro está al alcance de nuestras manos, y es solo cuestión de tiempo para que comencemos a ver los beneficios de estos avances que prometen tanto para el bien de los seres humanos.

 

Labombacha.com / Angel Fernández