Escoge tú estilo de Decoración

Teoría y Actualidad sobre Estilos Decorativos

No hay una definición precisa para el concepto de estilo en decoración. Para aproximarnos habrá que buscar pistas en la definición propia de estilo.

La palabra estilo se define como una manera particular de hacer algo, una expresión distintiva.

 

En decoración un estilo es una forma particular de decorar o ambientar un espacio, a través de ciertas pautas, cierta composición, formas, colores, muebles e incluso cierta arquitectura, que están vinculadas generalmente a un contexto socio-cultural determinado que les da características propias.

 

La clasificación o definición de un estilo estuvo históricamente asociado a un conjunto de criterios estéticos que reflejaban el gusto y la moda de una época y un lugar en particular, básicamente en las residencias de la clase alta. En ese tiempo, los muebles y los demás elementos de decoración, incluyendo la vajilla, desde los platos de porcelana hasta las copas de cristal, estaban hechos a mano.

 

Las familias influyentes o quienes gobernaban establecían, mientras duraba su poder, un estilo en base a sus gustos arquitectónicos y a elementos decorativos que hacían confeccionar para ellos mismos. Esa arquitectura y mobiliario en palacios y mansiones definía el estilo de la época, hasta que llegaba otro grupo de poder y lo reemplazaba.

 

Con la revolución industrial surgieron las primeras máquinas que permitieron hacer objetos en serie y poner al alcance de todos muebles y elementos que hasta allí eran sólo para unos pocos. Desde entonces los estilos se sucedieron con mayor frecuencia y de manera menos obvia, hasta volver flexible el concepto de un estilo en particular.

 

En la actualidad, los estilos están permanentemente mutando y reinterpretándose, principalmente por nuestra facilidad para viajar que hace que un estilo no esté confinado a una región o época en particular. Los estilos ya no se aplican exclusivamente a un lugar o cultura, ya no responden a un tiempo en particular y no pueden ser definidos con tanta claridad.

 

Actualmente los estilos son más que nada influencias, puntos de partida, referencias de estilos que cada uno hace propios y adapta a su entorno, sus gustos y su personalidad. En los hogares contemporáneos se destaca una decoración ecléctica, mezclas y fusiones. Los estilos se integran, no se excluyen mutuamente, sino que se adaptan y se asocian dando lugar a nuevos estilos.

Ampliar Foto > Decoración con Sillón Barcelona creado por el arquitecto alemán Mies Van Der Rohe, precursor del minimalismo
Minimalismo:  El minimalismo (o estilo minimalista) se caracteriza por la extrema simplicidad de sus formas, líneas puras, espacios despejados y colores neutros, en un ambiente con equilibrio y armonía.

 

Ampliar Foto > El Zen busca la armonía en ambientes claros, ordenados y en el uso justo de los recursos
 Estilo Zen:  El Zen, a través de la simplicidad, busca alcanzar la armonía y la tranquilidad necesarias para estos tiempos modernos. Recursos mínimos, espacios ordenados, colores claros y líneas simples.

 

Ampliar Foto > El loft se reconoce por sus grandes espacios sin divisiones, mucha luz y destacado aspecto fabril
Estilo Loft El loft se caracteriza por grandes superficies sin divisiones, con mucha luz y destacado aspecto fabril. El espacio vacío constituye el elemento más importante del estilo loft.

Las telas pueden aportar un estilo étnico sin mayor detalle
Estilo Étnico Un espacio étnico se destaca, especialmente, por la presencia de objetos de diferentes culturas, especialmente de aquellas más exóticas y provenientes de los lugares más lejanos.

 

Un concepto que mezcla color, texturas y estilos define claramente el kistch actual, en clara oposición con el minimalismo
El Minimalismo al Kitsch:  El espacio despojado, con predominio del blanco, como eje de la decoración, con estancias frías e impersonales, se despide para dar paso al kitsch, desacartonado y chillón

 

Fuente y fotografía: Estilo Ambientación