Fallece el abuelo materno de la reina Letizia, Francisco Rocasolano

El abuelo materno de doña Letizia, Francisco Rocasolano, ha fallecido a los 98 años de edad en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, donde ingresó el pasado sábado por la noche. Francisco Rocasolano se sintió indispuesto el sábado mientras descansaba en una finca del municipio salmantino de Puerto de Béjar, aquejado de posibles problemas coronarios, por lo que fue trasladado por la noche al Complejo Asistencial de Salamanca.

Durante la mañana del domingo llegó al hospital la madre de doña Letizia, Paloma Rocasolano, para estar junto a su padre en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro sanitario. También la hermana de la Reina, Telma Ortiz, se desplazó hasta allí.

 

Doña Letizia había cancelado su aparición en el acto de entrega de la segunda edición de los Premios Nacionales de la Moda, convocado para las 11:00 horas de este martes, 28 de julio, en el Museo del Traje, que iba a presidir acompañada por el ministro de Industria, José Manuel Soria.

 

El abuelo de doña Letizia ha acompañado a su nieta en cada una de las ocasiones significativas de su vida. Su boda con don Felipe, tras el que se convirtió en Princesa de Asturias, los bautizos de sus hijas Leonor y Sofía y la última ocasión en la que se unió a su familia que fue durante la proclamación de don Felipe y doña Letizia, el pasado mes de junio de 2014.

 

Le conocimos tras el anuncio de compromiso de los actuales Reyes, cuando contó a los medios de comunicación que se había enterado de la buena noticia “como todo el mundo” y, simpático y dicharachero, cantó las virtudes de su nieta: “Es una chica muy normal, muy cariñosa y muy lista”. Eran las primeras declaraciones que hacía Francisco Rocasolano Camacho desde Alicante, donde vivía por aquel entonces en el barrio de San Gabriel, con su esposa, Enriqueta Rodríguez, después de haber residido en Madrid, donde ejerció durante décadas como taxista de la ciudad. Pero, debido a su avanzada edad y a su delicado estado de salud, tanto Francisco Rocasolano como Enriqueta Rodríguez han estado viviendo durante sus últimos años de vida en casa de su hija, Paloma.

 

Son momentos difíciles para la familia materna de doña Letizia y para la Reina en particular, quien estaba muy unida a sus abuelos, cuya presencia en la residencia que los Reyes tienen en el recinto del Palacio de la Zarzuela era de lo más habitual. Además, doña Letizia había vivido con ellos mientras era estudiante en el Instituto Ramiro de Maetzu de Madrid. Posteriormente, y coincidiendo con la jubilación de Francisco, la pareja se trasladó a vivir a Alicante, donde residieron durante quince años, primero en Torrevieja y después en el barrio de San Gabriel a las afueras de la ciudad. Fue allí donde muchos veranos la Reina acudía a pasar unos días junto a su familia en la playa. Momentos imborrables como el recuerdo que su persona humilde y cercana ha dejado tras de sí.

 

Fuente y fotografía: Hola