Gil Kenan el nuevo director de Poltergeist 

No resulta extraño que los estudios de cine en Hollywood quieran seguir haciendo versiones nuevas de películas que fueron exitosas en otras décadas. En lo que va del 2015, se pueden contar con una mano las ofertas cinematográficas originales que han tenido éxito en la taquilla. Sin embargo, lo que sí resulta peculiar es que alguien que se declara el fan más grande de la primera versión de Poltergeist, no sienta ningún tipo de reparo en hacer una versión nueva.

Este es el caso del joven cineasta  Gil Kenan.  Después de haber hecho su debut como director con el filme animado Monster House, un tributo al género que Poltergeist representa, Kenan está tratando de olvidar el fracaso taquillero de su segunda producción (City of Ember) con su propia versión de su película de horror favorita.

 

Durante una agradable conversación con  El Nuevo Día,  el director compartió el  por qué no tuvo duda en hacer una nueva versión de Poltergeist y por qué su estreno lo tuvo completamente aterrorizado.

 

A mí me encantó Monster House,  un filme animado que dirigiste que tiene muchísimas referencias a la primera Poltergeist. ¿Cómo fue la experiencia de hacer una versión nueva de una película  que, claramente, admiras mucho?

 

La Poltergeist original definitivamente era parte del DNA de Monster House. Y probablemente fue por ver esa película  que Sam Raimi (quien produce la nueva versión) me envío el guión de esta nueva versión. Aunque Monster House era una producción animada para toda la familia, fue una evidencia concreta de como yo manejaría un filme dentro del género de horror. Crecí adorando ese tipo de películas y eran las únicas que me importaban genuinamente. Así que hacer una nueva versión fue como tener la oportunidad de jugar con el juguete más grande y efectivo, si los filmes de horror fueran una juguetería. No pude decir que ‘no’ a esa oportunidad.

 

Una vez aceptaste el proyecto, ¿cuán rápido diste con la manera en que ibas a distinguir e independizar esta versión del filme original?

 

Eso fue algo con lo que luché al principio cuando acepté el proyecto y que probablemente estoy luchando todavía. Porque como a alguien que le fascina contar historias y como artista, resulta bien difícil tomar una historia que no solo ya se ha contado, si no que se contó de una forma que marcó a un montón de personas. Así que tuve que buscar inspiración fuera del primer filme para sentir que podía hacerlo y poder vivir conmigo mismo y mirarme con tranquilidad en el espejo (ríe). Y la primera vez que sentí eso fue cuando leí la versión del guión que escribió David (Lindsay-Abaire). Me tomó por  sorpresa lo emocional que fue mi reacción cuando lo terminé de leer. Porque aunque esta versión preserva varios elementos que son bien parecidos a los de la película original, sentí que estos personajes se escribieron de una forma bien honesta y que lo que les pasa en esta película no es algo forzado. Para mí, ellos representan las personas que tienen que enfrentar la realidad de que el sueño americano ya no existe. Fue bien emocionante. Así que el filme me permitió volver a vivir la emoción que sentí cuando vi esta historia por primera vez en el cine y poder colocarlo con una perspectiva más compleja y sobria.

 

Mencionaste que siempre has sido fanático de las películas de horror, ¿eso significa que no te asustas con facilidad?

 

No, todo lo contrario. Me asusto con mucha facilidad (sonríe). No me asustan tanto  los filmes que  hago, pero sí me asusta tener que mostrárselo a las personas.  Y eso es lo más que me asusta en realidad (se ríe).

 

¿Así que tu peor pesadilla sería que todo el mundo entrara a tu cuarto de edición a ver tu película cuando no está terminada?

 

Sí, definitivamente, ese es mi miedo más grande y la razón por la cual me tardo mucho durante el proceso de edición, porque si fuera por mí, yo no pararía de trabajar en mis películas.  Entregarle mis películas a un público es algo que me aterroriza. Así que estos últimos días he estado asustado por todo (Se ríe).

 

Sin embargo, las notas de producción del filme dicen que durante la filmación hubo varios incidentes que llevaron a muchos a pensar que la supuesta maldición de Poltergeist todavía existe. ¿Eso no te asusta?

 

Bueno eso es un tema que me gustaría tocar con mucho cuidado. Porque hablar de la “maldición de Poltergeist” para promocionar esta película no me parece apropiado dado a que está ligada con la muerte de dos personas que trabajaron en el primer filme. Pero con eso claro, no te puedo negar que sí hubo varios incidentes extraños durante la filmación donde cosas desaparecían y aparecían en lugares extraños. Equipo que dejaba de funcionar sin ninguna explicación (sonríe). No estoy diciendo que fuimos acosados por espíritus pero me parece que como todos estábamos trabajando dentro de ese contexto, pues en lo primero que pensamos fue en eso.

 

 

Fuente y fotografía: El nuevo día