Guía para una lectura más completa y enriquecida

Fotografía: ABC

Es completamente normal no recordar lo que se leyó después de un tiempo, también lo es recordar solo partes. Es normal. El tiempo borra poco a poco datos pequeños de las cosas, para así poder almacenar nueva información. Es algo inconsciente.

Hay ocasiones en las que se debe leer una lectura densa y pesada, de la cual se necesita recordar la mayoría de las cosas. Es el caso de la mayoría de los estudiantes universitarios, ya que una vez que leen un texto deben de recordar lo que leen, porque eso les servirá como base para la información que vendrá más adelante.

Aquí se les dejará unos tips que servirán como guía para lograr una lectura más completa y enriquecida.

  1. Leer más de dos veces el texto: Esto sirve para que se lean aquellas cositas que se escaparon con la primera lectura.
  2. Leer en voz alta: A las personas auditivas este dato les sirve muchísimo, pues no solo están leyendo el texto, lo estarían también escuchando. La información estaría entrando al cerebro por medio de dos vías.
  3. Subrayar: Aunque parezca algo terrible de hacer en los libros, es una estrategia muy buena para recopilar y salvar los datos que se consideren importante. Subrayar no solo los libros académicos, la literatura también es importante de subrayar.
  4. Sacar conclusiones propias: Ya sea en pie de página o en un cuaderno aparte, pero tomar notas acerca de algo leído es siempre muy importante, porque esas nociones ayudaran a la memoria. En literatura ir sacando conclusiones sirve para no ir perdiendo el contexto de lo que se lee.
  5. Escuchar audio libros o documentales: suena loco que uno de los tips para una lectura más completa y enriquecida sea escuchar, pero así es, escuchar es una buena manera de completar la información. Escuchar cumple casi la misma función que leer en voz alta, solo que escuchar a alguien más siempre es una buena idea.
  6. Discutir: Los clubes de libros existen y es por esta razón. Escuchar y compartir opiniones es siempre una buena idea para cerrar una lectura. Todas las personas somos diferentes, cada una ve las cosas de manera distinta. Al discutir una lectura se logra abrir un cajón con infinitas perspectivas acerca del mismo texto.
  7. Leer las biografías de los autores: Parece aburrido, pero no lo es cuando se descubre que la lectura realizada estuvo años prohibida, o costó mucho esfuerzo de una persona para hacer que llegara a ti. Las buenas historias siempre tienen una historia de trasfondo, entonces ¿Por qué siempre se deja de lado?
  8. Volver a leer el texto: Nuevamente. Después de todos estos tips se recomienda volver a leer el texto, porque a medida que se va avanzando en la lectura se puede recordar los detalles escapados y capturados por otros, se puede encontrar los momentos en los que el contexto del autor, el tiempo o el espacio cobran una nueva dimensión.

A veces cuesta tener una buena lectura sobre un texto, porque la fluidez del texto siempre dependerá de su densidad y de lo interesante que este sea. Aquí se les deja una pequeña ayuda para aquellas ocasiones que se sienta que una sola lectura no es suficiente.

Spoiler: Una jamás es suficiente.

LaBombacha.com por Ariana Gil

Otros artículos de la escritora:

Las mejores 5 películas cómicas románticas para adolescentes

La manera más divertida y sencilla de aprender de mitología griega y romana.