Hawkeye es el fotógrafo más joven de National Geographic… con solo cinco años

Su padre, reportero gráfico, detectó su talento durante un viaje por el oeste de Estados Unidos donde el pequeño hizo más de 1.000 fotografías.

Si se les pregunta a los niños pequeños qué quieren ser de mayores por lo general suelen dar respuestas bastante similares: bomberos, futbolistas, pilotos, bailarinas, médicos, actores… Sin embargo, Hawkeye Huey ha elegido una distinta. Tiene claro que quiere ser fotógrafo.

 

Cuando tenía cuatro años, su padre, fotógrafo de National Geographic le regaló una cámara Fujifilm Instax 210 y ahora, con cinco, se ha convertido en toda una sensación en el campo de la fotografía.

 

La pasión le llegó al pequeño durante un viaje en el que acompañaba a su padre Aaron por el oeste de Estados Unidos. Mientras éste hacía los reportajes que le habían encargado para la revista en la que trabaja, Hawkeye comenzó a hacer fotos por su cuenta con la idea de retratar diferentes escenas. Diez, 50, 100, 300… así hasta 1.000.

 

En un principio pensaron que podrían hacer viajes y así conocer gente a través de la fotografía, pero el padre pronto detectó el notable talento que tenía con tan solo cinco años. “Me enamoré del trabajo de Hawkeye la primera vez que vi en el suelo un conjunto de fotos que habíamos tomado juntos”, contaba Aaron.

 

El reconocimiento no lo ha tenido solo en su familia sino que las redes sociales también se han hecho eco de sus éxitos. En Instagram, tiene una cuenta que controla su padre y que acumula más de 182.000 seguidores. De hecho para la revista ‘Time’ esta cuenta, en su categoría, está situada en el ránking de las 50 mejores de la red social.

 

Ahora Hawkeye se ha convertido en fotógrafo de National Geographic, como su padre, y algunas de sus imágenes ya han ilustrado reportajes de la revista. Su implicación con este campo es tan grande que ya ha publicado su primer libro que lleva por título ‘Un retrato del oeste americano’.

 

Fuente y fotografía: Tu otro diario