Jessica Alba, rostro de ángel y mano de hierro

La actriz, empresaria y madre de dos hijas ha confesado algunos aspectos hasta ahora ocultos de su personalidad

En el año 2012 e inspirada por la maternidad la actriz Jessica Alba decidió sumar una nueva faceta a su vida y convertirse en empresaria. Fue entonces cuando lanzó una pequeña gama de productos ‘eco-friendly’ para los más pequeños de la casa. En menos de tres años lo que comenzó siendo un experimento se ha convertido en una gran empresa que factura ya los mil millones de euros. ¿Cómo se consigue eso?

En una entrevista que la actriz de Sin City acaba de dar a la revista More ha confesado que como jefa en alguna ocasión ha tenido que ser “mano de hierro en guante de seda”. “He hecho llorar a gente, le he tenido que decir: ‘Esto no es personal, pero esto es lo que hay que hacer, tan simple como esto. Y no lloramos nunca más’. También estoy aprendiendo a suavizar mi tono”.

 

Jessica Alba recogió el año pasado el galardón a 'Mamá del año' concedido por el Hospital Cedars-Sinai, acompañada de su marido, el productor Cash Warren, y las dos hijas de ambos, Haven y Honor-Marie.  © Gtresonline
Jessica Alba recogió el año pasado el galardón a ‘Mamá del año’ concedido por el Hospital Cedars-Sinai, acompañada de su marido, el productor Cash Warren, y las dos hijas de ambos, Haven y Honor-Marie.
© Gtresonline

A la firmeza a la hora de coger el timón se ha sumado que la buena acogida que su firma (The Honest Company) ha tenido desde el primer día. Algo que propició que la gama de productos se fuera ampliando de forma vertiginosa. Lo que comenzó siendo una línea para el bebé con 17 artículos se ha extendido a toda la casa, con la higiene para adultos, protectores solares, limpiadores de todo tipo para el hogar, detergentes, vitaminas, libros, portabebés y muebles para los más pequeños, casi 120 productos.

Jessica Alba visitando una de sus tiendas en Nueva York  © Getty Images
Jessica Alba visitando una de sus tiendas en Nueva York
© Getty Images

“Los incrementos han coincido con el auge de productos químicos, no testados y potencialmente dañinos. Si no van a proteger a mi familia, tendré que hacerlo yo”, aclaró Jessica Alba en la citada entrevista. Un caballo de batalla en el que se refleja las huellas que la maternidad dejó en ella: “Cuando fui madre me convertí en la persona que soy, que siempre debería haber sido”, una frase con la que Jessica anima desde su página a consumir sus artículos y también a que los inversores apostaran por ella, una vía por la que recaudó 54 millones de euros, según publicó el diario Wall Street Journal el pasado otoño.

 

Fuente y fotografía: Hola