Julia Roberts vuelve a sonreír gracias a sus hijos

La actriz está viviendo unos momentos muy difíciles tras la muerte de su madre y la de su hermana

Julia Roberts va recuperando poco a poco la ilusión tras la muerte de su madre. Su marido y sus tres hijos son su mejor medicina en estos difíciles momentos y gracias a ellos ha vuelto a sonreír. Este fin de semana, la actriz ha disfrutado de un día en familia viendo jugar al béisbol a sus hijos Finn, de 10 años, y Henry, de siete, en un parque de Malibú, California. Vestida de negro y oculta tras unas oscuras gafas de sol, Julia no se perdió ni un solo detalle del partido y estuvo comentándolo con su marido, Danny Moder. A quien no vimos con ellos fue a su hija Hazel, la melliza de Finn.

julia-roberts1-z

La actriz se ha enfrentado en menos de un año a dos tristes pérdidas. En febrero de 2014 falleció su hermana Nancy y en febrero de 2015 su madre. “Nos rompió el corazón. No hay palabras para explicar lo que hemos pasado. Vivimos el día a día… pero hay que seguir mirando al futuro”, declaró la intérprete tras la muerte de su hermana. “Nadie quiere que le pase nada malo a nadie, pero suceden tantas cosas trágicas, dolorosas e inexplicables en el mundo… Ante una situación de desesperación como ésta, tenemos que encontrar la manera de enfrentarnos a ella, como una familia”, añadió.

En estos momentos tan difíciles, la actriz ha encontrado consuelo en su marido y sus tres hijos, que se han convertido en su principal apoyo. Julia y Danny se conocieron en 2001 durante el rodaje de The Mexican. El flechazo fue inmediato y se dieron el ‘Sí, quiero’ al año siguiente en una ceremonia celebrada en Nuevo México, donde ella posee un rancho. “Tengo un gran marido que a la vez es un padre excepcional”, ha declarado la intérprete en más de una ocasión. “Soy una orgullosa esposa y madre de tres increíbles niños. Sin mi marido estaría muy sola”, dijo en 2007 al recibir el Premio American Cinematheque por su larga trayectoria cinematográfica.

 

Fuente y fotografía: Hola