En Roar nos enseña esta fabulosa cantante que no debemos dejar que nuestra alma decaiga antes las adversidades y que siempre debemos levantarnos antes  ellas,  ser nuestros propios héroes, por eso la canción  en su coro nos dice: “tengo el ojo del tigre, el fuego bailando en las llamas, porque soy una campeona  y me vas a escuchar rugir, más fuerte, más fuerte que un león…