La Ciudad Prohibida tacha de «profanación» las fotos de una modelo desnuda

El Museo denuncia en un comunicado que las imágenes fueron tomadas sin permiso y que la sesión causó perjuicios al «orden público» y «la moralidad». El fotógrafo ya ha realizado otras campañas similares

Una de las fotos que ha desatado la polémica

El Museo de Palacio de la Ciudad Prohibida condenó las fotografías en las que una modelo posó desnuda en ese famoso monumento de Pekín, y las calificó de «profanación de la dignidad del patrimonio cultural», de acuerdo con una información publicada hoy por el diario estatal China Daily.

 

A raíz de la difusión en redes sociales y en los medios de comunicación de estas imágenes, tomadas por el artista Wang Dong, los responsables de la conservación del antiguo palacio imperial han asegurado en un comunicado que la sesión fotográfica «causó perjuicios al orden público, la moralidad y la atmósfera del museo», informa EFE.

Modelo muralla-china--644x362

Por su parte, el fotógrafo se ha defendido en el diario local Beijing News asegurando que «Sólo estaba haciendo mi trabajo, y no molesté a nadie». Sin embargo, comentarios en las redes sociales chinas afirmaban que este tipo de imágenes son aceptables en una playa, pero «insultan» el significado histórico del palacio imperial, en un claro desafío a la censura del régimen

 

«No fue mi intención difamar una cultura o civilización», respondió el artista, quien ha realizado otras sesiones fotográficas similares en otras zonas turísticas de China, como la Gran Muralla.

 

Falta de respeto al patrimonio

La institución explicó que las imágenes fueron tomadas el 17 de mayo -el mismo día en el que Wang Dong colgó por primera vez las fotos en internet-, sin que los responsables del museo fueran avisados previamente.

modelo CiudadProhibida--644x362

Empleados de la Ciudad Prohibida pidieron al fotógrafo y a la modelo, que se encontraban en la Sala de la Suprema Armonía (una de las principales áreas del palacio), que cesaran de inmediato su conducta «impropia», según indica el comunicado.

 

El museo criticó no solo el hecho de que la modelo se desnudara en el recinto, sino también que en una de las fotos se sentara sobre una estatua de mármol esculpida como un dragón, algo que «no solo supera los límites éticos y morales, sino que muestra falta de respeto al patrimonio», de acuerdo con las autoridades del museo.

 

La televisión estatal china CCTV, por su parte, mostró imágenes tomadas por cámaras de seguridad en las que se ve a la pareja entrando a toda prisa en la Ciudad Prohibida junto a otros dos miembros del equipo a primera hora de la mañana, con el fin de ser los primeros en llegar a las zonas más icónicas del museo y tomar fotos antes de que llegaran otros turistas.

 

La Ciudad Prohibida, situada en el centro de Pekín, al norte de la Plaza de Tiananmen, se construyó durante la dinastía Ming, a principios del siglo XV, y está incluida en la lista de Patrimonio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

 

Fuente y fotografía: Efe/Abc