La historia de San Valentín

Foto de: National Geographic en Español

En víspera del día de los enamorados, les traemos la razón por la cual regalando o estarán recibiendo flores y chocolate el próximo 14 de febrero.

En el siglo III el emperador Claudio III, también conocido como “El gótico” consideraba demasiado incompatible el matrimonio con la carrera de armas, así que prohibió a los soldados casarse.

Pero, un médico llamado Valentín de Roma, se hizo sacerdote para poder casar a los soldados a escondidas, lo cual hacía en unas bodegas de las cárceles del Imperio.

Luego, como la verdad siempre encuentra salir a flote, el emperador se enteró de la desobediencia del sacerdote y ordenó a decapitarlo en el 270, para desgracia de los soldados enamorados.

Mientras el sacerdote Valentín esperaba su sentencia en prisión, tuvo tiempo de percatarse de que la hija del juez de la prisión era ciega, y le pidió a Dios que la joven pudiera ver. Luego en su camino a la plaza pública para su ejecución, le entregó un papelito a la joven para que lo leyera después, cosa que extraño mucho a la joven, pues, ella no podía ver. Milagrosamente, la joven logró leer el papel, en el cual se había escrito “Tu Valentín”, el sacerdote se lo había escrito a la joven como un acto de despedida, razón por la cual muchos historiadores aseguran que Valentín llegó a amar a la chica, y se apoyan del relato indicando que el amor que sintió por la joven hizo que su simbolismo como santo del amor, fuera más grande.

El sacerdote Valentín murió un 14 de febrero por haberse negado a renunciar al cristianismo.

Otra leyenda que hay sobre el día de San Valentín es que su muerte coincide con la época del año en el que los pajaritos comienzan a emparejarse, como los pajaritos de la película Bambi.

 

LaBombacha.com por Ariana Gil

Facebook / La Bombacha (Revista)

Instagram / la_bombacha

Twitter / @lbombacha