LA MANTECA DE CACAO CUIDA TU PIEL

En ocasiones no es necesario utilizar los productos más costosos para cuidar nuestra piel, ya que la naturaleza ofrecen una gran cantidad de elementos, recursos o aliados para mantenerla fresca, saludable y muy hidratada

La manteca de cacao es uno de los más usados, ya que puede emplearse para solucionar diversos problemas que afectan la piel de la mujer en cualquier etapa, ante la presencia de estrías, resequedad, arrugas o debilidad capilar.

 

Hoy te mencionaremos algunos de sus principales aportes para que comiences a incluir este producto natural en tu rutina de belleza.

 

Humecta el cabello: El contenido graso presente en su composición es ideal para cuidar cada hebra. Por tal motivo, es recomendable su utilización si lo tienes muy seco. ¿Cómo aplicarla? Derrite la manteca de cacao, déjala reposar por unos minutos y luego aplícala en tu cabello. Deja que la mezcla actúe por unos 20 minutos. Lava con agua tibia y peina. ¡Verás cambios positivos en pocas semanas!

 

Previene las líneas de expresión: La manteca de cacao no solo sirve para humectar el cabello y combatir la celulitis, también se presenta como una alternativa para alejar de tu rostro las arrugas, ésas que en algún momento comenzarán a salir. Contiene vitamina E y otros componentes como antioxidantes que permiten que la piel no se reseque rápidamente, pero a la par activa las células y cuida hasta las capas más profundas.

 

-Cuida tus labios: Ante los rayos solares y otros factores que los pueden resecar, muchos especialistas también recomiendan la utilización de brillos labiales a base de manteca de cacao. En el mercado puedes encontrar estos productos en múltiples presentaciones, con sabores y diversos olores. Si aún no tienes este producto, también puedes cortar algunos trocitos de manteca de cacao y colocarlo en la zona.

 

Mejora el estado de las estrías: Aparecen por múltiples razones en los brazos, glúteos, senos, abdomen y el vientre: por subir o bajar de peso sin control, durante el embarazo o por la utilización de prendas muy ajustadas.

 

El estiramiento de la piel da como resultado la presencia de estas marcas que para muchas mujeres llegan a ser molestas e irritantes. En estos casos, la manteca de cacao es una solución para hidratar la piel y repararla. Con solo colocarla, frotarla un poco sobre la zona y dejarla actuar por unos minutos es suficiente. Sin embargo, los resultados dependerán del grado de las estrías.

 

Fuente y fotografía: Eme /Por Cecilia Avilés