La Menta y sus beneficios.

Fotografía: Flores y plantas

Cuando escuchamos la palabra menta,  la mayoría de las personas, asocian el sabor con el dentífrico, pero resulta que esta planta aromática familia del romero, salvia, melisa, hierbabuena y tomillo por pertenecer al grupo de plantas labiadas, tiene mucho que ofrecer a nuestro organismo, de gratis no la llaman “La reina de la hierbas aromáticas”. Así que entérate de sus propiedades más allá de una boca refrescante.

La  principal característica de las plantas labiadas a la cual pertenece la menta, es que contienen en sus hojas, raíces, flores y frutos, muchos aceites esenciales, razón por la cual es tan utilizada en  la preparación de alimento e infusiones.


Fotografía: Pasqualinonet / Crema de pepinos con menta (Tzatziki)

La menta es reconocida por su intenso y característico olor inconfundible, es usada como un importante ingrediente en la gastronomía de muchos países, entre ellos, la cocina árabe, donde es considerada un ingrediente especial, pero su uso no se limita solamente a las recetas de cocina, con la menta también se preparan licores digestivo.

“En los países de cultura árabe la menta simboliza el amor y la amistad”

En la destilación de la menta, se extrae un aceite esencial rico en mentol, alcohol que posee un efecto refrescante sobre las mucosas y mantiene propiedades antipruriginosas y antisépticas, asimismo, el aceite esencial funciona de maravilla en la piel y cabello (funcionando incluso como repelente de piojos),, razón por la cual, es usada en la preparación de jabones y productos cosméticos.

Aceite esencial de menta
Fotografía: albanatur

La menta es una planta de gran eficacia en diversos tratamientos medicinales y ayuda al alivio de Neuralgias, indigestión, trastornos de la circulación sanguínea, mareos, empachos, menstruaciones dolorosas, palpitaciones e ictericia. Por otra parte, se dice que la menta actúa como estimulante sexual y combate la impotencia y la frigidez.

Existen varias especies de menta, pero todas se asemejan en olor, sabor y poderes curativos. Son calmantes, antiinfecciosas, emolientes, diuréticas, tan solo basta saberla preparar y utilizarlas de la manera adecuada.

“La menta se puede consumir fresca como seca”

El autor del Libro Guía de las plantas que curan, Luis Melgar, recomienda para ayudar a conciliar el sueño prepara un té de menta y tila, tan solo debe usar cucharadita de menta y tila seca por medio litro de agua recién hervida.

En gargarismos contra la halitosis y encías inflamadas; dos cucharadas de hojas  frescas o tres si son secas en decocción de un litro de agua. Se recomienda la misma preparación contra los dolores de cabeza y otras neuralgias aplicándola en compresas sobre la zona.

Fotografía: web

“la menta sirve para usarla en maniluvios y pediluvios, generando en tus manos y pies una grata sensación de frescura”

Y para realizar un magnifico digestivo de hojas de menta, solo debes usar una cucharada de hoja seca en medio litro de agua. Así que te recomendamos que disfrutes de su refrescante sabor y aproveches al máximo sus propiedades medicinales.

 

Labombacha.com 

https://www.facebook.com/LBombacha

https://www.instagram.com/la_bombacha

https://twitter.com/lbombacha