Los hermanos de Prince comienzan la guerra por el reparto de su herencia

Los herederos del cantante se han visto las caras en una tensa reunión

Muchos herederos y ni rastro de testamento dan como resultado una combinación explosiva. Y eso es lo que ha ocurrido precisamente en el caso de Prince. Los hermanos del artista han comparecido ante el juez para comenzar el reparto de los bienes del cantante y han surgido ya, informa la CNN, las primeras disputas. Tan subidas de tono que incluso habría habido algún que otro grito entre la hermana del intérprete, Tyka, y sus cinco hermanos por parte de padre, que se sentaron en lados opuestos de la sala.

Tyka sigue insistiendo en que no existe testamento, al menos no lo han encontrado, así que la fortuna valorada en unos 300 millones de dólares (más de 260 millones de euros), tendría que dividirse entre todos los hermanos, en igualdad de condiciones. No obstante aún se está buscando el documento que indicaría las últimas voluntades del artista, aunque mientras tanto el juez ha nombrado un administrador para estudiar, recopilar y dividir los bienes.

La falta de comunicación entre los herederos ha quedado además de manifiesto tras escuchar las declaraciones de Alfred Jackson, uno de los hermanos de Prince, que asegura que quiere que el público se beneficie también de la herencia musical del artista. Y es que parece que en su casa existirían composiciones suficientes para sacar un disco por año durante mucho tiempo y Alfred quiere sacarlas a la luz. “Para que la gente sepa lo genial que es realmente” ha dicho. Sin embargo, aseguró que no ha hablado de esto con sus hermanos, así que quién sabe si ellos estarán de acuerdo.

La relación entre Prince y Jackson no era cercana, a pesar de que crecieron juntos cuando eran unos niños. Jackson manifestó además en sus declaraciones que se siente dolido por no haber sido invitado al funeral en memoria del artista y habló además de la cámara acorazada que hay en casa de su hermano en Paisley Park, sobre la que tanto se ha especulado estos días. Jackson no cree que se haya abierto como se ha dicho y tampoco sabe lo que hay dentro. “Hemos visto la cámara pero no hemos entrado nunca”. Se ha especulado con que sería allí donde Prince guardaba sus composiciones inéditas, un tesoro de mucho valor puesto que de salir al mercado generarían muchos beneficios.

El que fue su manager, Owen Husney, dijo poco después de su muerte que las grabaciones y singles que no han visto la luz podrían aumentar su fortuna hasta los 500 millones de dólares (más de 440 millones de euros). Y es que la expectación por tener un trocito del talento del artista fue máxima: en los tres días que siguieron a su muerte, se vendieron cerca de 600.000 álbumes del artista, un incremento de un 42% sobre el volumen de ventas en los días previos, según Nielsen Music.

 

Fuente y fotografía: Hola