Los  peligros de los estornudos (VIDEO)

Nadie se escapa de los estornudos. Ya sea con más o menos ruido, todos estornudamos porque es una reacción natural de nuestros cuerpos para librarse de alguna irritación en la nariz.

De hecho, casi todo lo que cause cosquilleo en el interior de este órgano puede enviar un mensaje al cerebro y provocar el estornudo. Entre las causas incluso se encuentra la luz, pues algunas personas padecen de estornudos fóticos, un trastorno congénito conocido en el que como reacción a la iluminación brillante se envían impulsos nerviosos al centro del cerebro, quien se “encarga” de ordenar los estornudos. Pero si hay un tipo de estornudo del que hay que protegerse es de los estornudos que se deben a enfermedades respiratorias y que pueden constituir una vía de contagio. Pero como no es tan simple determinar qué tipo de estornudo te amenaza, es mejor alejarse de todos.

 

¿Exageramos cuando nos cubrimos o nos protegemos de los estornudos?

Los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts descubrieron recientemente que los estornudos son mucho más potentes y peligrosos de lo que pensaban hasta ahora. Un estudio publicado en el Journal of Fluid Mechanics usó cámaras de alta velocidad para determinar el tamaño, la velocidad y la distancia que alcanzan las gotas de agua y los gérmenes disparados por el estornudo. Dependiendo del tamaño de las gotas de agua, los estudios concluyeron que estas se pueden mover cinco veces más rápido y viajar hasta 200 veces más lejos de lo que se calculaba.

 

Este nuevo estudio aumenta la probabilidad de que una persona que tenga una enfermedad respiratoria pueda contagiar a otras. Por otra parte, al comprender mejor la manera en que se propagan los gérmenes patógenos, se hará posible rediseñar los espacios públicos para reducir al mínimo los riesgos de contagio.

 

Fuente y fotografía: Siempre Mujer