Don Felipe y doña Letizia nos obsequiaron con románticas imágenes en las vísperas de San Valentín, durante su visita al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo con motivo de su 40º aniversario

reyes-7-z

Una sonrisa es la mejor medicina. Y don Felipe y doña Letizia han dispensado las más entusiastas –nueva demostración de su talante de Reyes- durante su visita al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, centro de referencia en España para la rehabilitación de lesiones medulares espinales, que cumple cuarenta años. Los soberanos han querido honrar con su presencia la labor de los profesionales del hospital y la capacidad de superación de sus 13.000 pacientes con ocasión de este señalado 40º aniversario, que se ha celebrado además con otros actos conmemorativos. Durante su recorrido por las instalaciones, los reyes Felipe y Letizia han estado acompañados por el Ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y la Presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

reyes-5-z

reyes-3-a

Los Reyes han visitado el centro durante cerca de una hora en la que se mostraron cercanos y, haciendo gala de sus nuevas maneras, muy dicharacheros con los pacientes, especialmente con los niños. Incluso, no han dudado en aceptar los retos que algunos de los hospitalizados les propusieron y jugaron con algunos de ellos al futbolín y al ping-pong. La reina Letizia festejó los goles chocando los cinco con su compañero de equipo, que no era el Rey, y cuando ganó en el tenis de mesa se abrazó a don Felipe muy sonriente.

 

reyes-9-a

 

reyes-7-z reyes-6-a

Los Reyes han celebrado así la alegría de vivir… y de amar en las vísperas de San Valentín. Don Felipe y doña Letizia se han adelantado al arquero prodigándose numerosas muestras de amor -miradas de complicidad, sonrisas compartidas, confidencias de marido a mujer y viceversa- y obsequiándonos pues con románticas imágenes que demuestran que, después de casi once años de matrimonio, siguen tan enamorados como el primer día.

reyes-1-z

Don Felipe también tuvo palabras de cariño para los pacientes, quienes “nos dais una inmensa lección cada día de lo que es capaz el ser humano para superarse”. “Nadie puede ponerse del todo en vuestro lugar. Nadie, salvo vosotros, puede saber de verdad lo que es tener que cambiar tan radicalmente su vida, la forma de vivirla en toda su amplitud, y ahí estáis”, añadió el Rey.

También aprovechó para “llamar la atención” a instituciones y ciudadanos sobre la responsabilidad de seguir avanzando en la prevención de lesiones medulares, concienciando a toda la población, “y especialmente a los más jóvenes, para que sean prudentes y conozcan el riesgo que entrañan las actividades en las que se producen estas lesiones” todo ello con el fin de que “se siga trabajando en la reducción de los accidentes de tráfico”, dijo don Felipe.

 

El Hospital Nacional de Parapléjicos cuenta con una plantilla de 700 trabajadores, que trabaja para proporcionar una rehabilitación integral de los pacientes, abordando esta patología tanto desde un aspecto puramente clínico, para lograr recuperar la funcionalidad perdida, aprender a manejarse en las actividades de la vida diaria, como desde un aspecto social, para lograr la reinserción de estos pacientes, una vez que vuelven a sus domicilios.

Fuente y fotografía: Hola