Dedicada a su novia Miss Universo 2012, Olivia Culpo.

La  canción resalta lo increíble  que es  valorarse y cuando tú aprecias a alguien, la amas,  te preocupas, cuida de ella, aunque  te pongas celoso de que todos la vean.