Nunca es demasiado tarde: Julia tiene 101 años y comenzó a competir en carreras

«Lo único imposible es aquello que no intentas»

Hay quienes tienen una larga vida y antes de llegar al final hacen un resumen de todo lo que han vivido, pero hay quienes son longevos y no miran su extenso pasado, sino que viven su presente con total entrega y pasión. Ese es el caso de Julia Hawkins, una mujer de 101 años que no sabe lo que significa detenerse.

Para atrás ni para tomar impulso

Julia Hawkins comenzó a hacer ciclismo a los 81 años. Y a los 100 años decidió ir en busca de un nuevo desafío: se anotó para una carrera de 50 metros en los Juegos Olímpicos mayores de Louisiana, completando la carrera en 19,07 segundos. Ahora tiene 101 y fue por más, se agregó distancia y entrenó para la competencia de ciclismo en los Juegos Nacionales Senior, en Birmingham, Alabama, y tuvo varios reconocimientos.

 

Julia es una maestra retirada y una orgullosa bisabuela. Con el ciclismo ganó dos medallas de oro en los Juegos Olímpicos Senior, pero cuenta que en las carreras ha encontrado un tipo diferente de libertad: «Con correr soy solo yo y mi cuerpo. Puedo salir y hacer lo mejor que puedo y no depender de nada más para ayudarme».

Comenzó a competir recientemente, pero nunca dudó de si sería buena: «Sabía que podía correr porque siempre estoy trabajando en el patio, y cuando suena el teléfono, voy corriendo a contestar». Y siempre que puede practica en el fondo de su casa que construyó junto a su marido en 1949.

julia carrera1

Ella es la primera en admitir que su entrenamiento es informal, y no duda en decir que nunca ha entrenado antes y que tampoco tiene un entrenador, pero todos los días hace algo para mejorar su entrenamiento.

 

Cuenta que nunca ha sido fumadora, además intenta comer muchas frutas y verduras y reducir el consumo de carnes. Y sin dudas que su cualidad inspiradora está en su estado de ánimo: «No me siento de 101 […] Me siento de 60 o 70. Nunca vas a ser perfecto a los 101, pero nada me detiene».

julia carrera2

No importa la edad por la que estemos transitando. Nunca se es demasiado viejo ni demasiado joven, lo único que necesitamos es sentirlo, cuando sentimos querer hacer algo no existe nada ni nadie que pueda impedirlo y Julia es un ejemplo de esa forma de ver la vida. Lo único que necesitamos es sentirlo y ponerlo en práctica, no hay pasado ni futuro que pueda generarnos dudas y miedos. Hay presente.

julia carrera4

Fuente y fotografía: Vix