Nutrientes que benefician al cerebro.

Nuestro cerebro es el que controla el sistema nervioso central, responsable de  dirigir las acciones y reacciones del cuerpo. Gracias al cerebro, podemos controlar actividades vitales como la digestión, respiración, los latidos del corazón y nuestras emociones.

Tener un cerebro sano y activo es sinónimo de una buena memoria, además de ser esencial para prevenir enfermedades degenerativas como la demencia, el alzhéimer, el mal de Parkinson o la esclerosis múltiple.

Para que el cerebro funcione en óptimo estado es muy importante realizar ejercicios mentales y llevar una alimentación saludable. Al igual que otros órganos de nuestro cuerpo, el cerebro requiere de unos nutrientes esenciales para funcionar de forma adecuada, tanto física como cognitivamente.

Cuidar a tiempo del cerebro asegura una mejor calidad de vida, tanto en el presente como en el futuro. En esta ocasión te vamos a compartir 8 nutrientes con los que puedes ayudar a tu cerebro.

 

Grasas saludable

Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de grasa saludable que benefician el cuerpo y el cerebro. Este tipo de grasa es esencial, puesto que la mayor parte de las células del cerebro contiene grasa. Entre los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 encontramos:

  • El salmón.
  • El atún.
  • La linaza.
  • La chía.
  • Las nueces.

 

Antioxidantes

La mala alimentación, la contaminación, los productos químicos o los rayos UV, entre otros factores, causan acumulación de radicales libres en el cuerpo y, conforme envejecemos, el daño oxidativo aumenta, ocasionando daños en diferentes órganos del cuerpo. Los antioxidantes son esenciales para frenar la acción de los radicales libres en el cuerpo y prevenir muchas enfermedades. Entre las fuentes ricas de antioxidantes puedes encontrar:

  • Las moras.
  • El brócoli.
  •  Las zanahorias.
  • Los arándanos.
  • La granada.
  •  los cítricos.
  • El ajo.
  • Los tomates.
  • Las uvas.
  • Los cereales de grano entero.

Proteínas

Nuestro cerebro no solo tiene neuronas, sino que también segrega diferentes tipos de sustancias químicas llamadas neurotransmisores, que son los mensajeros de señales entre neurona y neurona. El consumo de proteínas le proporciona al cerebro una cantidad importante de aminoácidos para la construcción de estos neurotransmisores. Por lo tanto, las proteínas son claves para el correcto funcionamiento del cerebro. Puedes consumir proteínas a través de:

  • Lácteos.
  • Huevo.
  • Pescados y mariscos.
  • Carne.
  • Pollo.
  • Soja.

 

Agua

Gran parte de nuestro cuerpo está compuesto por agua y nuestro cerebro no es la excepción. Está comprobado científicamente que la más mínima deshidratación puede afectar la capacidad cognitiva, la concentración y, de hecho, puede comprometer la memoria. Se debe consumir una buena cantidad de agua al día.

Vitaminas y minerales

Las vitaminas y minerales son esenciales para un correcto funcionamiento de todos nuestros órganos, incluyendo el cerebro. Cuando una persona sufre algún tipo de deficiencia de estos nutrientes puede padecer alteraciones neurológicas. Es importante incluir vitamina B12, vitamina B6, vitamina C, hierro y calcio. Si bien se pueden consumir en suplemento, lo ideal es hacerlo mediante la dieta, consumiendo frutas, verduras y cereales.

Fibra

Aunque muchos podrían pensar que la fibra solo es buena para el sistema digestivo, lo cierto es que el cerebro también se beneficia por su consumo. Esto se debe a que la fibra ayuda a absorber el azúcar lentamente, lo que ayuda a evitar una sobrecarga de glucosa en el cerebro. Para aprovechar sus beneficios se puede consumir a través de alimentos como las frutas y verduras con cáscara, leguminosas como los frijoles, las habas y los garbanzos, frutos secos y cereales integrales.

Café

El consumo de café es beneficioso para la salud cerebral puesto que este alimento contiene una cantidad importante de antioxidantes y bioactivos que pueden prevenir daños en el cerebro. Según varios estudios, las personas que beben 3 tazas de café al día disminuyen el riesgo de Alzheimer y mejoran su salud cerebral. Eso sí, para que sea beneficioso se debe consumir moderadamente.

Cereales integrales

Los cereales integrales contienen fibra, ácido fólico y vitamina B6, que estimulan el cerebro. Según un estudio realizado en la Facultad de Medicina de Wake Forest (Carolina del Norte, Estados Unidos), el consumo de cereales integrales es clave para la salud cerebral, ya que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares, como dolencias cardiacas y derrames cerebrales. Puedes incrementar el consumo de cereales integrales a través del trigo, cebada, arroz, maíz, avena, centeno, quinoa, trigo sarraceno, sorgo o mijo, entre otros.

 

 

Fuente y fotografía: Mejor con salud