Paredes que están de foto

Los fotomurales son una tendencia que comenzó hacia mediados de los años sesenta, gracias a creaciones comerciales elaboradas en papel tapiz, que se armaban delicadamente sobre las superficies. Actualmente, esta forma de adornar retorna, pero con la ventaja de los avances de impresión, que convierten una sencilla fotografía en todo un lienzo.

Los fotomurales generan una forma de renovar el hogar con la intención de brindar un ambiente específico de manera sencilla. (Imagen: ARCHIVO)

Las ciudades son las de mayor uso como fuente de inspiración en los fotomurales. Muchas veces estos están intervenidos por diseñadores gráficos para dar más brillo o colocar un color específico. (Imagen: ARCHIVO)

Los fondos de las habitaciones, comedores y cocinas son los más escogidos por las personas que buscan decorar el hogar. (Imagen: ARCHIVO)
Es importante colocar una foto que tenga profundidad de campo. Es decir, un punto de fuga, generalmente en el centro, para crear amplitud en el lugar. (Imagen: ARCHIVO)
También la imagen debe responder al sitio en el que está colocada. Como puede verse en la fotografía, la parte superior del puente de Brooklyn acompaña a sillas con colgadores, lámparas y hasta alfombras. (Imagen: ARCHIVO)
En los cuartos de los niños igualmente puede disfrutarse de esta tendencia. A partir del fotomural puede recrearse todo lo demás. (Imagen: ARCHIVO)
Otra forma de concebir un fotomural es a partir de las ideas o eslogan que identifiquen a los que habitan la casa. En este caso, son personas ecologistas. (Imagen: ARCHIVO)
En la red pueden hallarse programas para transformar fotos familiares, afiches históricos y demás objetos en fotomurales. YouTube cuenta con varios instructivos grabados por personas que los han hecho en sus hogares. (Imagen: ARCHIVO)

Fuente y fotografía: Estampas