Paulina Rubio y Nicolás Vallejo-Nágera, enfrentados otra vez en los juzgados

Parecía que con la firma del acuerdo definitivo de divorcio habían firmado la paz, pero una nueva guerra ha estallado entre la expareja.

Parecía que la guerra judicial entre Paulina Rubio y Nicolás Vallejo-Nágera había llegado a su fin con la firma del acuerdo definitivo de divorcio, pero una nube nueva ha aparecido en el horizonte despejado de esta expareja. Nicolás ha interpuesto una nueva demanda contra su exmujer en un tribunal de Miami, en la que dice que esta ha violado el acuerdo de visitas a su hijo Andrea Nicolás, al que cariñosamente llaman Nico. En esta demanda se piden sanciones contra la artista y una compensación por el tiempo que no le ha visto.

En la citada demanda se señala que la chica dorada se llevó al niño de vacaciones durante 19 días durante el mes de enero pasado, cuando el máximo que está establecido en el acuerdo es de 12 días. Además dice que durante este tiempo no tuvo comunicación con el menor más que en tres ocasiones, cuando debería ser a diario, y que por lo tanto no supo nada sobre su “salud y bienestar”, tal y como se puede leer en la copia de la demanda.

 

“La peor experiencia de mi vida”. Así definió Nicolás Vallejo-Nágera el proceso de divorcio que le enfrentó a Paulina Rubio, y es que la expareja que anunció su separación a principios del año 2012, tras casi cinco años de matrimonio, se vio inmersa en una batalla judicial que duró dos años. Firmaron los papeles definitivos el pasado mes de noviembre de 2014 y, nada más arrancar el año, Nicolás dijo que “cada día Paulina y él estaban un poco mejor”. Hasta ahora.

Fuente y fotografía: Hola