Por qué les da tanta pena a los padres hablar abiertamente de sexo con sus hijos?

Foto de: Parent Coach Miami

Muchos padres sienten vergüenza de poner en la mesa el tema de sexualidad, ¿Por qué? Muchos responderán que por pudor pero la verdad es que la única culpable de esa ridícula incomodidad es la misma sociedad.

La sociedad ha tildado el tema de sexualidad en tabú. Aunque con los años hablar de sexualidad se puede hacer más abiertamente, todavía hay muchos inconvenientes.

No hablar abiertamente con los hijos ocasiona que los mismos hijos sientan un ambiente incómodo con todo lo que represente al sexo, para ellos es un tema trascendental, ya sea un adolescente de trece o uno de 18 años. Aparte de eso, trae como consecuencia que los mismos busquen respuestas en otras fuentes, las cuales no son del todo buenas o que no rinden la información de forma correcta.

Foto de: Tu Adolescente

 

No hablar abierta y cómodamente con los hijos sólo atrae problemas, y problemas que son completamente innecesarios. Varios pensarán que si hablan abiertamente de sexo con su adolescente este mismo lo sentirá como una luz verde para darle rienda suelta a sus instintos y seguir a sus hormonas y la verdad es que eso es mentira.  Hablar con sus hijos sobre sexo no es sinónimo de libertinaje, todo lo contrario, educar de forma consistente a un adolescente le crea conciencia, pues entenderá cosas que siente y comprenderá de manera correcta todo lo que abarca el tema.

Desde el punto de vista de alguien que desde niña le dijeron cómo se hacían los bebés, sin acudir a una cigüeña, no siento nada de incomodidad de preguntar a mis padres sobre el sexo y ellos no sienten ninguna incomodidad de hablar del tema enfrente de mi. Así como no me da vergüenza verlos desnudos.

Foto de: Su Medico

 

Madre hazte está pregunta, ¿Cuántas veces te ha visto desnuda tu hijo o hija? Si la respuesta es jamás o una vez y fue bastante incómodo, algo anda mal. ¿ Por qué sientes que el hecho de que tu hijo o hija te vea desnuda está mal? Eso es de igual manera culpa de la sociedad y la crianza que has tenido. La desnudez no es un tema de gran misterio, vinimos al mundo desnudos, Adán y Eva andaban desnudos, la desnudez es parte de la existencia humana y que tu hijo sienta vergüenza de verte desnuda es ridículo, no hay nada de malo. No tiene porqué haber tabú en eso.

La sexualidad es un tema que abarca mucho y está claro de que hay que tener pudor al hablarlo, pero no hablarlo es simplemente tonto. Criemos personas sin pena de preguntar, hagamos que la inocencia no sea sinónimo de ignorancia, una cosa es hacerlo por primera vez y otra es ni siquiera saber cómo se hace. Hablar no es malo, malo es no hablar.

Foto de: Tenor

LaBombacha.com por Ariana Gil

Facebook: La Bombacha (Revista)

Instagram / La_Bombacha

Twitter / @lbombacha