Propiedades de la zanahoria ¡Larga vida a la zanahoria!

La zanahoria es uno de los alimentos que no pueden faltar en nuestra nevera sobre todo en la época de mucho sol como el verano. Por sus grandes propiedades para nuestra salud y para nuestra piel. La revista Hola la declara el alimento del mes…

La zanahoria resulta fundamental para protegernos del sol gracias a su contenido en betacaroteno. También potencia el bronceado y es anticancerígena y antioxidante. Por eso, ¡Larga vida a la zanahoria!

A pesar de las ideas preconcebidas sobre su alto contenido en azúcares; lo cierto es que esta hortaliza de raíz de color naranja es un alimento que deberíamos ingerir a diario: desde una ensalada, un guiso, o un postre. Efectivamente, es más rica en azúcares que otras hortalizas o verduras, sobre todo si medimos su índice glucémico después de cocerla. Pero, sin duda, tal y como nos recuerda experta en nutrición y colaboradora de ¡Hola! En Forma, Marta Lorenzo, los nutrientes que aporta y los beneficios que produce en nuestra salud superan su aporte calórico.

 

Para mantener todas sus propiedades nutricionales -principalmente: fibra, vitamina C, K, B6, ácido fólico, manganeso, hierro, potasio, fósforo, calcio, sodio y cobre-, siempre es mejor consumirla en crudo; ya que, como sabrás, al someter los alimento a una fuente de calor puede haber pérdida de nutrientes. Además, debemos pelarla lo justo y necesario porque es en su piel donde se encuentran más carotenos.

El caroteno o betacaroteno es un compuesto precursor de la llamada vitamina A, es decir, que esta sustancia se transforma en el hígado y forma esta vitamina tan importante para la visión. De hecho en deportes en los que se necesita cierta agudeza visual, se debe aportar un extra de betacarotenos, pero con control; ya que la vitamina A se acumula en nuestro organismo y puede producir toxicidad dando lugar a un color anaranjado en las palmas de las manos.

Otra propiedad a destacar es su poder anticancerígeno y antioxidante que destruye los radicales libres y retarda el envejecimiento prematuro de los órganos internos y de la piel. Por esto, la zanahoria se recomienda a nivel estético para conseguir una piel saludable y luminosa. Además es cicatrizante.

Es muy recomendable consumirla sobre todo en verano; ya que protege de la radiación solar al ayudar a la piel a la formación de melanina.

En caso de que estemos tratando de bajar de peso y sufrimos episodios de nervios o ansiedad, la zanahoria tiene un efecto relajante que puede ayudarnos a controlarlos y, de esta forma, conseguir adelgazar.

Por su contenido en potasio, es diurética y nos ayuda a limpiar los riñones, eliminando posibles cálculos renales.

Por último, la zanahoria es muy eficaz a la hora de reducir el colesterol; y se considera laxante y desintoxicante.

 

Fotografía: Hola