Protagonista de “Deadpool” publica emotiva carta

El actor Ryan Reynolds dedicó sus palabras a un joven fanático de 13 años que murió a causa del cáncer

Hace tres años, el actor Ryan Reynolds conoció a través de la fundación Make-A-Wish a Connor McGrath, un niño enfermo de cáncer con el que creó un estrecho vínculo. El chico de 13 años falleció la noche del martes víctima de la enfermedad, lo que motivó a Ryan a rendirle tributo en su página de Facebook:

“Por tres años corridos, mi amigo Connor McGrath pateó el cáncer… No estoy seguro cómo… quizá el cáncer hizo trampa… pero la pelea acabó hace dos noches.

“Ni en mis peores pesadillas puedo imaginar lo difícil que debe ser para sus padres, Kim y Gerald, ni para su familia extendida en Newfoundland.

“Connor tenía 13 años. Pero este niño… era inteligente. Era divertido. Y no solo divertido ‘como un niño’ o divertido ‘como una persona que está batallando algo terrible’. Era increíblemente divertido. Tenía ese… algo.

“Eso que ves en los grandes comediantes o escritores de comedia. Un comentario constante, una habilidad de observación con la que alguna gente nace por suerte.

“Se ha ido demasiado pronto y eso es imposible de aceptar. Connor era un gran amigo, un gran hijo y una luz para todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerle. Mientras pateaba al cáncer en las pelotas, hacía reír a todo el mundo. Incluido el personal que cuidaba de él en el Hospital Infantil de Stollery en Edmonton.

“La fundación Make-A-Wish nos unió. No se lo puedo agradecer lo suficiente. En serio. Gracias. Por ese deseo, Connor fue la primera persona en ver ‘Deadpool’. Viajé hasta Edmonton, Alberta, para sorprenderle con uno de los primeros montajes de la película. Todavía había escenas en las que se veían los cables, chistes que no estaban afinados (y que aún no lo están) y muchas pantallas verdes. A Connor no pareció importarle. Y nunca me he sentido tan afortunado de haber caracterizado a Wade Wilson.

“(Antes de que me ataquen por mostrar a un niño de 13 años una película clasificada R, por favor sepan que este niño sabía más malas palabras que un chef británico.)

“Regresé a Edmonton seis semanas después y ojalá pudiese decir que las cosas estaban mejorando. Después de mi visita, no sabía si estaba diciendo adiós o hasta luego. Sentado aquí, ahora, me doy cuenta de que eran las dos.

“Estoy agradecido de haber gravitado el mundo de Connor por un breve tiempo. Agradecido por las páginas y páginas de graciosos textos entre nosotros. Agradecido de sus padres por permitir a Connor pasar tiempo con un niño malhablado en el cuerpo de un hombre de 39 años.

“Yo llamaba a Connor ‘Bubba’. Y él me llamaba ‘Bubba 2’. Nos conocimos porque él amaba a Deadpool. De cierto modo, él ERA Deadpool. O al menos, todo lo que Deadpool aspira: ser capaz de armonizar su vida con el dolor, sin miedo, cariñoso y con un indecente (¡indecente!) sentido del humor. Ojalá se hubiese quedado más tiempo con nosotros.

“Si quieren donar a la fundación Make-A-Wish, les puedo garantizar que su dinero va a llegar muy buen lugar. Esta gente es heróica. (Reynolds compartió aquí el enlace de la página web de Make-A-Wish, http://makeawishna.ca/wishes/donate)

“Mis más profundas condolencias y agradecimiento a Kim, Gerald y a todo el clan McGrath, que amaron mucho a este pequeño. Y Connor lo sabía.

 

“Te veo en el camino, Bubba”.

 

Fuente y fotografía: El Nuevo Día